EEUU se opone a aplicar restricciones aéreas

Washington/EFE – El Gobierno de EEUU afirmó ayer que el sistema de comercio de emisiones europeo (ETS, en inglés), que busca aplicar a aerolíneas extranjeras el pago por emisiones de dióxido de carbono (CO2), “está creando gran antagonismo en todo el mundo” y requiere alternativas.

Las autoridades de EE.UU. prevén reiterar la urgencia de buscar alternativas al ETS, a partir de hoy durante una reunión a puerta cerrada y de dos días, que se llevará a cabo en el Departamento de Transporte con la participación de 16 países no europeos opuestos al sistema.

“Creemos que es una mala idea por varias razones. Creemos que tiene un objetivo honorable, que nosotros compartimos, pero no es la manera correcta de manejarlo”, dijo en conferencia telefónica un funcionario de alto rango de la Administración de Barack Obama, que pidió el anonimato.

“Si la Unión Europea puede imponer su propio sistema en todo el mundo, cabe que cinco, diez o veinte otros países puedan hacer lo mismo, y eso crea el riesgo de tener un mosaico de distintos mecanismos, distintos impuestos, distintos tipos de políticas, en vez de una solución global en general”, agregó.

El funcionario explicó que el Gobierno de Washington no se opone a que la Unión Europea (UE) aplique sus restricciones a la industria de aviación europea, pero sí es contrario a que las aplique a las aerolíneas extranjeras, tanto por razones legales como por las disposiciones de un acuerdo aéreo bilateral entre EE.UU. y la UE.

La reunión en Washington, de la que “no se esperan anuncios concretos, tiene carácter “informal” y da seguimiento a otra que se realizó en Moscú en febrero pasado, para analizar esta discordia en torno al ETS, señaló el funcionario.

El ETS obliga desde enero pasado a los aerolíneas no europeas a pagar por cada tonelada de dióxido de carbono (CO2) que liberan a la atmósfera, pero la medida cuenta con la oposición frontal de países como China, EEUU, India, Rusia y Brasil.