El ELN se atribuye doble secuestro en Colombia

Bogotá/EFE – El ELN se atribuyó ayer el secuestro de la periodista Élida Parra Alfonso y la ingeniera ambiental Gina Paola Uribe, vinculadas con empresas contratistas de un oleoducto en construcción en el noreste del país.

En un comunicado enviado a las familias de las dos mujeres en Saravena, localidad del departamento del Arauca en la que se registró el hecho, el llamado Frente de Guerra Oriental (FGO) del ELN informó que “asume la responsabilidad” de este caso.

Parra y Uribe fueron secuestradas por separado el pasado 25 de julio por unos hombres armados que las buscaron en sus domicilios de Saravena y se las llevaron con rumbo desconocidos.

La periodista y la ingeniera trabajan en tareas comunitarias con firmas contratistas del Oleoducto Bicentenario de Colombia (OBC), que transportará crudo hasta puertos de exportación en el Caribe.

En su caso, Parra estuvo vinculada hasta hace dos años con el informativo de la radio local Sarare FM Estéreo, en el que en la actualidad dirige un programa basado en los derechos de los niños.

En el comunicado, cuyo texto fue facilitado por fuentes cercanas a las secuestradas en Saravena, el ELN se atribuyó también el reciente “ajusticiamiento” de Ricardo Mora, administrador de la firma Sicim, contratista del OBC en la misma zona, lo mismo que un ataque con explosivos a la estación petrolera de Banadías.

El OBC es construido por una sociedad de la que hacen parte la Empresa Colombiana de Petróleos (Ecopetrol, estatal) y siete multinacionales del sector, entre ellas las canadienses Pacific Rubiales Energy y Petrominerales.

El (ELN) no informó de exigencias por la puesta en libertad de la periodista y la ingeniera, cuyas familias han pedido de manera pública su liberación.