Defienden salami quisqueyano de EEUU

El 15% de los salamis producidos en Dominicana tenían residuos fecales y la mayoría tenían bajo valor nutricional

Defienden salami quisqueyano de EEUU
La calidad del salami fabricado en República Dominicana está en medio de la polémica.
Foto: Archivo

Nueva York.- La polémica surgida por las dudas sobre la calidad del salami fabricado en República Dominicana aún no ha tenido repercusión en las exportaciones a Estados Unidos.

Un estudio realizado por el Instituto de Protección al Consumidor del país quisqueyano reveló recientemente que el 15% de los salamis producidos en Dominicana tenían residuos fecales, y que la mayoría de ellos tenían bajo valor nutricional. Aún así, el Departamento de Agricultura estadounidense (USDA) no ha emitido todavía ningún aviso a la población sobre este producto o ha prohibido su exportación.

Precisamente, el año pasado se restableció la exportación de productos cárnicos de la República Dominicana a Estados Unidos, que se estaba suspendida desde los años 80.

El gobierno dominicano ha pedido un nuevo estudio y que se revelará próximamente las marcas de salami en las que se han encontrado residuos fecales, aunque asegura que no pertenecen a las embutidoras que cuentan con los registros sanitarios correspondientes, que son las que se exportan a Estados Unidos.

De todas maneras, gran parte del salami fabricado al estilo dominicano que se consume en Estados Unidos se produce dentro del país por marcas como Cibao Meat o Goya.

“Todos nuestros embutidos son fabricados en los Estados Unidos, bajo la estricta supervisión del USDA”, declaró Julio Gaspar Isidor, manager de Cibao Meat.

En restaurantes dominicanos de Nueva York, aún no se nota esta polémica. “No sabía nada de lo que estaba pasando en la República Dominicana”, aseguró Pedro Tagaba, manager de El Gran Castillo de Jagua, uno de los restaurantes dominicanos con más tradición de Brooklyn. “La gente sigue pidiendo el salami para desayunar, y nosotros servimos el de mejor calidad”.

De momento, sólo un diputado de Haití ha pedido que se suspendan las importaciones de embutidos desde Quisqueya.