Renuncia enviado de la ONU en Siria

Renuncia enviado de la ONU en Siria
El enviado especial internacional de la ONU y la Liga Árabe Kofi Annan durante una rueda de prensa ofrecida en la sede de las Naciones Unidas en Ginebra, Suiza.
Foto: efe

Ginebra/EFE – El diplomático ghanés Kofi Annan reveló que su decisión de renunciar como enviado especial de la ONU para Siria responde a la imposibilidad de dar los pasos necesarios que conduzcan a un acuerdo político que ponga fin a la crisis en el país árabe.

En una rueda de prensa ofrecida en Ginebra, Annan arremetió, asimismo, contra la comunidad internacional y su división a la hora de buscar una solución a 17 meses de conflicto armado que ha segado la vida de más de 12,000 personas.

“Es imposible para mí o para cualquier otra persona convencer al Gobierno y a la oposición de dar los pasos necesarios para abrir un proceso político. Por esta razón, he informado al secretario general de la ONU (Ban Ki-moon) de que no tengo intención de mantener mi misión cuando expire a finales del mes de agosto”, explicó.

“Como enviado especial (de la ONU y de la Liga Árabe) no puedo querer la paz más que los protagonistas, más que el Consejo de Seguridad (de la ONU) o más que la comunidad internacional”, agregó el diplomático.

Annan consideró, no obstante, que “Siria todavía puede ser salvada de la peor de las calamidades”, aunque para ello depende de que “la comunidad internacional muestre el liderazgo necesario”.

“No he recibido todo el apoyo que la causa precisaba (…). Existe división entre la comunidad internacional y esto es algo que no facilita la tarea del mediador”, se lamentó el ex secretario general de la ONU.

Cinco meses después de aceptar la misión mediadora por encargo de la ONU y la Liga Árabe, Annan se despidió leyendo una declaración en la que explicó que aceptó asumir “lo que algunos llamaron ‘misión imposible'”, porque era “un deber sagrado hacer lo que pudiéramos para ayudar al pueblo sirio a encontrar una solución”.

Annan dijo que seguirá en Ginebra.