Aparición de la Virgen moviliza a fieles

Aparición de la Virgen moviliza a fieles
Esta es la silueta de la Bergenline Avenue de Nueva Jersey.
Foto: AP

NUEVA JERSEY – La supuesta aparición de la Virgen-en dos árboles del área triestatal- es motivo de júbilo y esperanza entre los feligreses hispanos que se agolpan para verla.

La primera aparición se reportó el 13 de julio pasado en un árbol de la céntrica avenida Bergenline, entre la calle 60 y 61 en West New York, Nueva Jersey. Y desde entonces, cientos de personas –entre creyentes y curiosos- la visitan día a día.

“Es un mensaje divino”, exclamó Dominga Orozco, una mexicana de 63 años, que desde que conoció la noticia, acude a diario a venerarla. “Estas apariciones son un aviso de que hacen falta más plegarias”.

El árbol ha sido acordonado por la Policía con una barricada metálica. La silueta de aproximadamente 10 pulgadas de alto por cuatro de ancho, tiene docenas de veladoras, ramos de flores, mensajes con pedidos y una bandera mexicana con la imagen de la Virgen de Guadalupe.

No todo el que visita el lugar divisa la imagen de la Virgen, según opinó Martha Higuera, 57, una cubana que cree firmemente en que la gente ve lo que quiere ver.

“Respeto las creencias religiosas de las personas pero yo no veo a la Virgen, es una silueta que puede ser de cualquier cosa”, afirmó.

La segunda aparición se realizó el 22 de julio en Sleepy Hollow, en el condado Westchester, Nueva York.

El árbol se encuentra en la intersección de las calles Cortland y Chesnut, justo frente a la iglesia Holy Cross.

Jocelyn Vélez, no duda que se trata de la imagen de la Virgen. “Está clarísimo, es la silueta de la Virgen y está más clara que la aparecida en West New York”, aseguró la dominicana de 34 años, que visitó los dos lugares.

Joseph Zwilling, portavoz de la Arquidiócesis de Nueva York, subrayó que las personas tienden a ver “imágenes en diferentes lugares y circunstancias, pero las mismas no están reconocidas por la Iglesia Católica”.

Algunos feligreses atribuyen la aparición de la Virgen, como una manera de pedir que se reabra un templo en Holy Cross, que fue cerrado en 2007.

Zwilling descartó que la imagen sea un motivo para que la arquidiócesis tome una decisión al respecto.

Entre tanto, el portavoz de la Arquidiócesis de Newark, James Goodness, dijo sobre la imagen de West New York, que se trata de un poco de decoloración que se asemeja a la Virgen, pero aclaró que “si este hecho ayuda a las personas a ser más fuertes en su fe, entonces es un buen indicio”.

Ernesto Alvarado, teólogo de Garfield, explicó que la creencia en la aparición de siluetas religiosas no es exclusiva de la comunidad hispana. “Personas de diversos países han dado testimonio de que han visto imágenes relacionadas con la Virgen o con algún santo”.

Realidad o ilusión, lo cierto es que cada vez más feligreses visitan los dos lugares y los más fervientes hasta han llegado a pedir a las autoridades de las respectivas ciudades, que se construya algo especial para preservar la imagen y sirva como un lugar para ser visitado.

Hasta el momento, en ninguna de las dos ciudades los funcionarios han manifestado su intención de hacerlo.