Se declara culpable de matanza

TUCSON/AP – Jared Lee Loughner se declaró ayer culpable de atacar a tiros a un grupo de personas en un acto político, con resultado de seis muertos y 13 heridos, incluida su objetivo, la entonces legisladora Gabrielle Giffords.

Loughner evita con esta acción la pena de muerte y la asumió poco después de que un juez federal determinara que el acusado estaba apto para afrontar juicio tras de que fuera sometido varios meses a medicación obligatoria para tratarle la esquizofrenia.

En un momento, el juez Larry A. Burns preguntó a Loughner si comprendía los cargos presentados contra él y que el gobierno necesitaba sentenciarlo. “Sí, lo comprendo”, contestó Lughner, de 23 años y quien tiene estudios universitarios inconclusos.

El juez dijo que Loughner era ya una persona distinta, con capacidad para colaborar con su defensa. Burns señaló que tras observar a Loughner en el tribunal “no le quedaba duda de que (el acusado) es consciente de lo que sucede hoy”.

Loughner afronta una sentencia de prisión perpetua sin posibilidad de que alguna vez se le conceda la libertad condicional.