Colombia agrega un bronce a su cosecha

Colombia agrega un bronce a su cosecha
Manu Ginobili, de Argentina (der.), busca el canasto custodiado por Anderson Varejao, de Brasil (izq.).
Foto: AP

Londres.- Oscar Muñoz, de 19 años, le regaló a Colombia su quinta medalla de los Juegos Olímpicos al derrotar ayer al tailandés Pen Ek Karaket en el combate por el bronce de la división de los 58 kilos del taekwondo.

Conquistó así la segunda medalla de bronce de Colombia, que también tiene tres de plata.

“Es muy difícil describir lo que siento en estos momentos. Le doy muchas gracias a Dios por todo esto y a todos los colombianos que me han apoyado en todo el camino”, agregó.

Baloncesto. En un duelo entre el maestro y sus discípulos, Argentina le ganó ayer 82-77 a un Brasil dirigido por un ex timonel argentino y avanzó por tercera vez consecutiva a las semifinales del básquetbol olímpico masculino.

Los argentino se medirán en semifinales a Estados Unidos, ganador anoche 119-86 ante Australia.

En la otra semifinal, Rusia se medirá a España. Rusia venció 83-74 a Lituania, mientras que España derrotó 66-59 a Francia en un partido que terminó entre empujones.

Voleibol. Brasil comenzó a soñar seriamente con una medalla olímpica de oro en el voleibol masculino tras avanzar ayer a las semifinales al vencer en tres sets a Argentina.

Los brasileños ganaron ampliamente a su archirrival suramericano con parciales 25-19, 25-17, 25-20 y ahora enfrentarán a Italia, que despachó en sets corridos a Estados Unidos, el último campeón.

En la otra semifinal jugarán Rusia y Bulgaria, la revelación del torneo.

Los rusos doblegaron 3-0 a Polonia (25-17, 25-23, 25-21) y los búlgaros despacharon también en sets corridos a Alemania (25-20, 25-16, 25-14).

Hockey. Las “Leonas” argentinas pasaron ayer a la final de hockey sobre césped en los Juegos Olímpicos con una victoria 2-1 ante Gran Bretaña, en una noche inspirada de su capitana Luciana Aymar. Con la victoria, Argentina disputará la final mañana contra Holanda, que eliminó a Nueva Zelanda en la otra semifinal.

Atletismo. Con pasmosa facilidad, Usain Bolt y Yohan Blake ganaron ayer sus series semifinales de los 200 metros en los Juegos Olímpicos y confirmaron que la final de hoy es un asunto que les concierne únicamente a ellos.

Bolt cronometró 20.18 casi trotando y Blake marcó 20.01 en una serie en la que disminuyó tanto la velocidad que por poco lo alcanzan Wallace Spearmon y Christophe Lamaitre.

La jornada le dejó un sinsabor a Dayron Robles, el campeón de los 110 metros con vallas en Beijing que no pudo revalidar en Londres. El cubano ni siquiera pudo terminar la final, al abandonar después de saltar la sexta valla y agarrarse la corva derecha.

El estadounidense Aries Merritt se colgó el oro con tiempo de 12.92 segundos, apenas una centésima por encima del récord olímpico del chino Liu Xiang, quien abandonó en las preliminares por una lesión en el tendón de Aquiles. El estadounidense Jason Richardson cruzó la meta segundo y el jamaiquino Hansle Parchment tercero.

Con una exhibición de autoridad, la estadounidense Allyson Felix al fin pudo apoderarse de la medalla de oro de los 200 metros, el título que se le había resistido a lo largo de su carrera.

También encabezó la mejor noche de Estados Unidos, hasta ahora, en el atletismo: llevándose tres de los cuatro títulos en disputa, todo en un lapso de 15 minutos.

Aries Merritt, en los 110 metros con vallas, y Brittney Reese, en el salto de longitud, fueron los otros campeones.

Esos triunfos permitieron a Estados Unidos achicar diferencias con China dentro de una cada vez más picante puja en el cuadro general de medallas de los juegos a falta cuatro días de competencias y 86 títulos por disputar.

China está el frente con 36 medallas de oro, dos más que Estados Unidos. La diferencia era de cuatro la noche previa.

Estados Unidos, en tanto, lidera en total de podios, 81-77.

En las otras finales, la rusa Natalya Antyukh ganó los 400 metros con vallas y la estadounidense Brittney Reese se impuso en el salto largo.

Voleibol de playa. Misty May-Treanor y Kerri Walsh Jennings se adjudicaron ayer su tercera medalla olímpica de oro consecutiva en el voleibol de playa al vencer en la final a sus compatriotas April Ross y Jennifer Kessy.

El bronce fue ganado por las brasileñas Juliana y Larissa.

May-Treanor y Walsh, campeonas en Atenas, Beijing y ahora Londres, nunca han perdido un partido. Se impusieron con parciales 21-16, 21-16.