Radican cargos a hispano por intento de homicidio

Radican cargos a hispano por intento de homicidio
Familiares del acusado Joseph Báez abandonan la corte de El Bronx.
Foto: Gloria Medina / EDLP

Nueva York – Con un traje color naranja, esposado y el cabello recogido en una cola, el hispano acusado de herir ocho veces a un adolescente y a un agente de la Policía se declaró ayer inocente de cargos criminales en la corte Suprema de El Bronx.

Joseph Báez, de 21 años, enfrenta dos cargos de intento de homicidio, ocho cargos de agresión y dos cargos de posesión ilícita de un arma por haber herido gravemente a Adonis Almonte, de 17 y al agente Nelson Vergara el 24 de junio.

Según se indicó en la acusación, alrededor de las 4:45 a.m., Almonte estaba en las escaleras de un edificio en Morris Heights con un grupo de amigos, cuando el adolescente decidió tirarle una botella a Vergara, de 36 años, que regresaba a su casa después de terminar su turno de trabajo en un cuartel de Manhattan.

Cuando Vergara se identificó como Policía, Báez en un vehículo, se bajó y empezó a disparar hiriendo a Almonte y al agente, quien también disparó e hirió al pistolero.

Almonte y Vergara fueron trasladados al mismo hospital en el área. Báez fue arrestado después en otro hospital junto a dos amigos que lo llevaron para ser tratado por las heridas que recibió.

En la sala judicial, esperaban los familiares de Báez, a quienes les hizo una señal con la cabeza para despedirse al terminar la audiencia. El hombre mayor, que no quiso identificarse, respondió a la señal del acusado.

“Ya la prensa lo sabe todo, ustedes saben más que nosotros”, se limitó a decir el hombre al salir de la corte junto al resto de familiares.

Stacy Richman, abogada de Báez dijo que no sabía acerca de la razón por la cual Báez y Almonte tenían un pleito y que estaba trabajando en conjunto con el fiscal para investigar los pormenores del caso.

“Fue acusado y se declaró inocente”, dijo de Báez al salir de la audiencia.

Familiares de la víctima se mostraron satisfechos con la acusación de Báez. “Que le den cárcel de por vida y que no vuelva a salir de la cárcel”, dijo Jobanny Almonte, madre del adolescente. “Me hubiera gustado saber que hoy (miércoles) se iba a presentar en la corte para ir a verle la cara y decirle que ahora está donde debe estar”.

La mujer de 38 años dijo que su hijo sigue recuperándose.

De ser encontrado culpable de uno de los cargos principales,

Báez, que permanece preso, enfrenta un mínimo de 25 años en la cárcel y tendrá que regresar a la corte el 3 de octubre.