Alcalde de San Antonio: el voto latino será para Obama

El alcalde Julián Castro cree que Obama ganará el voto latino por amplio margen
Alcalde de San Antonio: el voto latino será para Obama
Julián Castro, alcalde de la ciudad de San Antonio,Texas, durante una reciente sesión de cabildo.
Foto: Archivo / EFE

WASHINGTON.- El alcalde de San Antonio, Julián Castro, afirmó en una entrevista exclusiva con Efe que en su debut en la Convención Demócrata el mes próximo destacará el aporte positivo de los hispanos a EEUU, y vaticinó que el presidente, Barack Obama, ganará el voto hispano “por amplio margen”.

Castro, que hará historia al ser el primer latino en dar el principal discurso de apertura en la convención el próximo 4 de septiembre en Charlotte (Carolina del Norte), afirmó que en su discurso, aún en ciernes, destacará las opciones que afronta EE.UU. en este ciclo electoral y las contribuciones de los latinos a la “grandeza” del país.

“Mi esperanza es que los estadounidenses entenderán la amplia gama de la experiencia latina” en todos los sectores de la sociedad y que “han sido parte del éxito estadounidense como cualquier otro grupo”, aseguró en entrevista telefónica Castro, considerado una estrella ascendente del Partido Demócrata.

Lejos de ser una amenaza, como aseguran grupos anti-inmigrantes, los latinos son maestros, abogados, médicos, empresarios, “trabajan en tu jardín, o sirven en tu casa, pero también son soldados… espero que los estadounidenses entiendan esa amplia gama” de los latinos a lo largo de generaciones, observó.

El político hispano dijo confiar en que Obama “ganará el voto latino por amplio margen” y elogió las medidas de Obama para promover y ampliar la enseñanza superior y la cobertura médica, fomentar la creación de empleos y el alivio para suspender la deportación de buena parte de los estudiantes indocumentados.

En el caso del avance de las mujeres, Castro se hizo eco del argumento de Obama de que una presidencia Romney regresaría a las mujeres “a la década de 1950”.

Asimismo, consideró que un segundo mandato de Obama permitirá seguir “construyendo puentes” con México y el resto de América Latina.

Castro, que ocupará el mismo sitio en la escena nacional que en 2004 tuvo Obama, entonces un líder recién llegado al Senado, dijo sentirse “halagado” de ser bautizado desde ya como “el Obama de San Antonio”.

“Es algo muy halagüeño. Cada persona es única y no pretenderé que pueda alcanzar lo que ha hecho el presidente Obama. Es alguien muy especial y lo peor que me podría ocurrir es que se me suba (esa comparación) a la cabeza”, dijo.

Al igual que en el caso de Obama, las mujeres han sido una indiscutible influencia en su vida: fue criado por una madre soltera que le inculcó a él y a su hermano gemelo, Joaquín, el valor de la superación personal.

Su abuela, una huérfana que emigró de México a EE.UU., abandonó la primaria para ayudar a su familia trabajando como empleada doméstica, cocinera y niñera.

Su madre, una mujer que desde joven militó con el Partido Demócrata, se graduó de la universidad, y a través de su activismo cívico formó parte de la historia política de San Antonio, la séptima ciudad más grande de EE.UU. y donde los hispanos son el 63 % de la población.

“Creo que es extraordinario que en tan solo un par de generaciones… mi abuela (ya fallecida) tenga un nieto de una ciudad grande y otro que pronto será congresista. Es una verdadera historia del Sueño Americano, y las encontramos en una comunidad latina que ha estado contribuyendo a la prosperidad de EEUU durante generaciones”, enfatizó.

Educado en las prestigiosas universidades de Stanford y la Facultad de Leyes de Harvard, Castro ha atraído gran cobertura mediática como el alcalde más joven de la séptima ciudad más grande de EE.UU., en un estado dominado por los republicanos, aunque eso, dijo, no impide la búsqueda de consenso.

Castro aseguró que su mayor reto es equilibrar su trabajo y su vida familiar, aunque procura llegar a casa a una hora “razonable” para estar con su hija Carina, de tres años, y su esposa Erica.

En su juventud jugó fútbol pero ahora disfruta siguiendo el baloncesto y el fútbol americano por la televisión y jugar al tenis con su hermano, señaló.

Su única aspiración política ahora es “hacer un buen trabajo en San Antonio” hasta 2017, cuando terminaría su último mandato, para luego “buscar otras oportunidades”, dijo.