Se declara culpable de matar a su hijo

Según la corte, la mujer lo apuñaló y luego le puso una almohada en la cabeza

Nueva York.- Una mujer se declaró culpable ayer de haber matado a su hijo deshabilitado para luego intentar suicidarse en su vivenda de Flushing.

Migdalia Vera, de 59 años -quien admitió matar a su hijo René Vera, de 39, el 2 de marzo de 2011- enfrenta el cargo de homicidio en primer grado.

“Culpable”, respondió Vera a la juez Dorothy Chin-Brandt, a través de una traductora. Con las manos esposadas en la espalda, una camiseta gris y una falda larga color vinotinto, la puertorriqueña salió de la corte y dijo en voz alta “gracias” mientras volteaba hacia donde estaban los miembros de su familia, quienes respondieron levantando la mano en símbolo de despedida.

Según los documentos de la corte, Vera apuñaló dos veces a su hijo en el pecho y le puso una almohada en la cabeza por dos minutos. Después trató de suicidarse al cortarse las venas a la altura de las muñecas, se enterró el puñal ella misma en el lado izquierdo del pecho, para luego perder el conocimiento. Al despertar, la mujer llamó al 911.

“Nadie gana en esta situación”, dijo Andrew Worgan, abogado de Vera al salir del tribunal. “Es un caso difícil… ella va a la cárcel, pierde al hijo, la familia la pierde a ella. Esto es una tragedia”.

El esposo y dos hermanas de la acusada, que se hicieron presentes en la corte para apoyarla, acusan al sistema de lo sucedido, ya que Vera tomaba medicamentos contra la hepatitis C -que le diagnosticaron en 2009- y por problemas siquiátricos.

“Estamos devastados, ella estaba bajo muchos medicamentos y sucedió esta tragedia”, dijo Juan Cruz, esposo de Vera y padrastro de la víctima. “El (René) dependía de ella totalmente y el saberse enferma y que no podía hacer las mismas cosas, la frustraba. Pero ella era una buena mujer, entregó su vida por su hijo y ahora está en la cárcel”.

Según Ada Báez -hermana de Vera- la falta de una enfermera a domicilio las 24 horas y la falta de monitoreo a las medicinas que tomaba la acusada fue lo que provocó el trágico hecho. “El sistema de la Ciudad tiene mucho que ver con lo que pasó”, dijo Báez. “Ella necesitaba mucha ayuda y la Ciudad se la negaba”.

Noelia Báez también defendió a su hermana y dijo que Vera “no merecía estar en la cárcel porque no era consciente de lo que hacía”. Añadió que “deberían dejarla libre y ayudarla, porque el sistema de la cárcel no la va a ayudar”.

Vera será sentenciada a siete años de cárcel el 30 de agosto en la Corte Suprema de Queens.