En defensa de las minorías en universidades

Nueva York/AP – El Fiscal General instó a la Corte Suprema a que permita mantener la política basada en la etnicidad y raza de los solicitantes, entre muchos otros factores, como parte de las decisiones de admisión individualizadas.

El fiscal Eric Schneiderman, quien dirige la coalición bipartidista de 14 estados, el Distrito de Columbia y las Islas Vírgenes, pidió que se le siga dando la oportunidad a las minorías de entrar a instituciones de educación superior; específicamente a la Universidad de Texas en Austin, que está siendo demandada por una estudiante que no fue admitida en 2008.

Abigail Fisher es una estudiante de raza blanca que estuvo entre las 12% mejores de su clase de la escuela secundaria Stephen F. Austin.

Edward Blum, director de Proyecto en Justa Representación, que paga por el abogado de Fisher, dijo que la estudiante hubiera sido admitida si no hubiera sido por el factor de la raza.

La universidad de Texas usa la ley del “Diez por Ciento Superior”, que permite que todos los estudiantes que se gradúan en el 10% con mayor puntuación de sus clases de la escuela secundaria sean admitidos automáticamente. En los últimos años, esto ha llenado el 70% de la clase entrante, el resto se elige basado en los ingresos individuales, la raza y la etnia considerada como un factor.

“Para proteger la libertad académica de las instituciones públicas de educación superior y que se les permita obtener todos los beneficios educativos de la diversidad, la Corte debe mantener su posición contra los esfuerzos para revertir estos precedentes”, dijo Schneiderman.

Fisher comparecerá el 10 de octubre en la Corte Suprema, para desafiar la política de admisiones de la universidad como una violación a sus derechos constitucionales y civiles.