Inician juicio a exjefe policial guatemalteco

Guía de Regalos

Inician juicio a exjefe policial guatemalteco
El exjefe del Comando Seis de la extinta Policía Nacional Civil de Guatemala (PNC) Pedro García Arredondo en el Tribunal Primero A de Mayor Riesgo.
Foto: Saúl Martínez / EFE

Guatemala/EFE- La Justicia de Guatemala inició el juicio oral y público en contra del exjefe policial Pedro García Arredondo, acusado de la desaparición forzada en 1981 del estudiante universitario Edgar Saenz.

El juicio se celebra en el Tribunal Primero A de Mayor Riesgo, que preside la jueza Jazmín Barrios, quien inicialmente rechazó varias acciones del abogado de García, Moisés Galindo, quien pidió, sin éxito, que terminara la persecución penal contra su cliente y el sobreseimiento del proceso por falta de pruebas.

García, de 68 años de edad, capturado el 24 de julio de 2011, se negó a declarar en el inicio del juicio.

Barrios explicó en la audiencia que el exjefe del Comando Seis de la extinta Policía Nacional (PN) será juzgado por los delitos de desaparición forzada y “deberes contra la humanidad” que le imputa la Fiscalía.

El universitario Saenz fue detenido el 4 de marzo de 1981 en el sur de la capital y entregado a una unidad policial del Comando Seis, según narró al tribunal por videoconferencia un exagente de ese cuerpo, Álvaro Ventura, el primer testigo presentado en el debate.

Ventura comentó que el universitario fue capturado por llevar propaganda subversiva de la entonces Organización del Pueblo en Armas (ORPA).

Reconoció que en la sede de ese cuerpo policial los detenidos eran sometidos a interrogatorios por investigadores que designaba García.

Saenz permaneció detenido hasta el 9 de junio de 1981 cuando fue liberado por falta de pruebas, pero el mismo día fue secuestrado por cuatro hombres armados en las cercanías del Comando Seis, recordó su esposa, Irma Ramírez.

“Tenía como 5 o 7 minutos de haber salido cuando se lo llevaron. A mí me inmovilizaron, a mi suegro (Rafael Saenz) y a mi cuñada (Miriam) los golpearon con las cachas de las pistolas”, dijo Ramírez, al dar su testimonio al tribunal.