Prohíben usar parque de Flushing en Queens durante US Open

Las ligas que sirven a más de 20,000 neoyorquinos no podrán utilizar el lugar por tres semanas.

Guía de Regalos

Prohíben usar parque de Flushing en Queens durante US Open
La temporada de las ligas de fútbol quedará a la mitad, dijeron los mexicanos (de izq. a der.) David Montesinos, Alex Rivera, José Hernández, Jonathan Montesinos y Jesús Aguilar.
Foto: Carolina Ledezma / EDLP

Queens – Por primera vez en más de 40 años, las ligas aficionadas de fútbol no podrán jugar por tres semanas seguidas en Flushing Meadows Corona Park, en Queens.

El Departamento de Parques (NYCP) suspendió la práctica de estos deportes durante el Abierto de Tenis (US Open 2012), que este año se jugará del 27 de agosto al 9 de septiembre. Alfonso Vargas, presidente de la Alianza de Ligas Latinas de Fútbol de Flushing Meadows que reúne a 11 organizaciones locales, dijo que antes estas actividades se cancelaban sólo por el fin de semana de la final.

El directivo comentó que desde marzo han pedido a la nueva administradora del parque, Janice Melnick, que reconsidere la suspensión. Pero esta semana, cuando recibieron los permisos para la segunda etapa de la temporada, no hubo cambios.

“Primero nos dijeron que ensuciábamos mucho y que traíamos problemas, ahora que contratamos nuestra seguridad y aseo, sólo queremos jugar en familia y no nos dejan”.

Malik Mamoud, presidente de la Bangladesh Cricket Association basada en esta instalación, también confirmó la cancelación de sus encuentros de cricket.

Las ligas pidieron ayuda de la concejal Julissa Ferreras, quien supo que la suspensión fue ordenada por el Departamento de Policía de la Ciudad (NYPD) para evitar grandes aglomeraciones.

“Tengo la certeza de que ambos deportes, fútbol y tenis, pueden coexistir en el parque de Flushing como lo han hecho en el pasado”, comentó Ferreras en un email.

Zackary Feder, vocero del Departamento de Parques, explicó en un correo electrónico que no se permitirán otras actividades en el parque, porque coincidirían con los juegos de tenis y los de los Mets en el Citi Field. De igual manera, se solicitaron a Queens Museum of Art y otras agencias de la ciudad no planificar eventos y paralizar construcciones en la zona.

“Esta política está diseñada para acomodar a los cientos de miles de visitantes adicionales que recibe el parque durante esos eventos”. Feder dijo que NYC Park trabajará con las ligas de fútbol para reajustar su programación.

Sólo los fines de semana, más de 20,000 personas disfrutan de los partidos en este espacio, pero la actividad en los campos no cesa de lunes a viernes. “Este es un pulmón y un centro de diversión para los que vivimos en esta comunidad”, agrega Vargas.

Los ecuatorianos Diego Rivera, de 30 años, y Felipe García, de 31, son asiduos visitantes de Flushing Meadows. “En años anteriores ni siquiera te dejaban patear un balón con tu niño durante el US Open, entonces ahora será peor”, destacó Rivera.

“Mientras la ciudad pide a la gente que haga ejercicio, aquí no lo dejan a uno jugar”, añadió García.

Cerca de ellos, una escuadra mexicana criticaba la medida. “Venimos todos los jueves a jugar y algunos hasta tres días a las semana porque están en tres ligas a la vez”, apuntó Jesús Aguilar, de 40. “Esto nos deja con la temporada a medias”, agregó Alex Rivera, 27.

Vargas, Mamoud y algunos líderes de la comunidad denunciaron que la medida es sólo un ejemplo del trato discriminatorio que reciben por parte de funcionarios de Flushing Meadows.

“Este es uno de los pocos espacios abiertos que sirve a los residentes de Jackson Heights, Corona, Elmhurst y East Elmhurst”, comenta Raúl García, de la Junta Comunitaria 3 de Queens. “Una medida así es ofensiva, porque la mayoría de los afectados son latinos para quienes el parque es parte de su vida”.

Flushing Meadows es el área de esparcimiento principal para miles de inmigrantes. “75% de la población que vive en esta área son personas de color y cerca de 40% son pobres”, destacó el miembro de la Jackson Heights Green Alliance, Will Sweeney.

“NYC Parks y la US Tennis Association (USTA) tiene un sentido de apropiación del parque que complica la vida de los usuarios”, agregó Sweeney.

Voceros de la USTA negaron solicitar cambio alguno en la política de seguridad en Flushing Meadow durante el abierto de tenis.