Video: Niegan salvoconducto a Assange para dejar Reino Unido

Desde junio pasado, el fundador de Wikileaks ha permanecido en la embajada de Ecuador en Londres.

Guía de Regalos

Video: Niegan salvoconducto a Assange para dejar Reino Unido
Julian Assange en Londres.
Foto: AP Photo / Kirsty Wigglesworth, archivo

LONDRES (AP) – El Reino Unido decidió negarle el salvoconducto a Julian Assange para salir del país, anunció hoy el canciller William Hague poco después de que Ecuador le concedió el asilo diplomático al fundador de Wikileaks, quien está refugiado en la embajada ecuatoriana en Londres.

“No hay bases legales para que lo hagamos”, afirmó Hague sobre la negativa del salvoconducto británico.

Recordó que Suecia ha pedido la entrega de Assange para que responda a acusaciones de delito sexual, que éste niega. Hague afirmó que el proceso de extradición no tiene nada que ver con el trabajo de Wikileaks ni con Estados Unidos.

Assange obtuvo hoy el asilo de Ecuador, pero todavía está distante su posible traslado al país suramericano.

El también expirata informático cobró prominencia internacional en 2010 cuando comenzó a publicar una enorme cantidad de secretos diplomáticos y militares de Estados Unidos, incluyendo un cuarto de millón de cables de embajadas estadounidenses que pusieron en evidencia las acciones tras bambalinas de los diplomáticos de Washington.

En medio de la efervescencia política y diplomática por esas filtraciones, dos mujeres suecas acusaron a Assange de ataque sexual. El fundador de Wikileaks ha estado impugnando la extradición con el argumento de que el caso es una venganza política por la divulgación de los secretos estadounidenses.

Sigue en vivo lo que ocurre en la embajada de Ecuador en Londres:

Streaming by Ustream

GONZALO SOLANO/AP

QUITO – Ecuador le otorgó asilo al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, anunció hoy el canciller Ricardo Patiño.

Assange ha estado refugiado en la embajada de Ecuador en Londres desde el 19 de junio en un intento por evitar que lo extraditen a Suecia, donde es buscado por acusaciones de delitos sexuales.

En rueda de prensa, Patiño argumentó que “el gobierno de Ecuador, fiel a su tradición de proteger a quienes buscan amparo en su territorio, en los locales de sus misiones diplomáticas, ha decidido conceder asilo diplomático al ciudadano Julian Assange en base a la solicitud presentada”.

Añadió que para ello el gobierno hizo una “justa y objetiva valoración de las situaciones expuestas por el señor Assange, atendiendo a sus propios dichos y argumentaciones hace suyos los temores del recurrente (Assange) y asume que existen indicios que permiten presumir que puede haber persecución política”.

El presidente Rafael Correa, en su cuenta de Twitter, MashiRafael, dijo que “en estos momentos, desde Cancillería, Ricardo (Patiño) anunciará decisión oficial del Ecuador sobre caso Assange. Nadie nos va a atemorizar!”

El drama que rodeaba la decisión se había intensificado desde temprano, cuando la policía británica arrestó a tres simpatizantes de Assange después de que se rehusaron a moverse del pequeño edificio de la embajada de Ecuador en Londres, en un intento por evitar que lo extraditen a Suecia.

Gran Bretaña dice que tiene la obligación legal de extraditar a Assange, pero causó una tormenta diplomática después de que el gobierno ecuatoriano dijo ayer haber recibido amenazas de ingresar por la fuerza en la misión diplomática si no entregaban a Assange.

WikiLeaks y Assange saltaron a la fama después de lanzar un enorme volumen de documentos secretos de Estados Unidos, lo que indignó a Washington y dio lugar a llamados de políticos estadounidenses para que fuera perseguido como un terrorista.

Assange y sus simpatizantes temen que el intento por extraditarlo a Suecia es un paso previo orquestado por Washington para enviarlo a Estados Unidos. Los funcionarios suecos han negado que el pedido de extradición esté políticamente motivado.

El analista y catedrático de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales Julio Echeverría dijo a The Associated Press que “Ecuador tiene una política internacional completamente impredecible y no refleja una madurez institucional en lo referente al respeto a principios, derechos, procedimientos y normas internacionalmente aceptadas”.

La postura de Ecuador “significa una ruptura de una relación tanto con Inglaterra como con Suecia, porque parte del supuesto que la justicia sueca se conduce bajo criterios políticos, lo cual es inaceptable, lo mismo que el supuesto que la justicia de esos países se conduce bajo presión de un tercer país, como Estados Unidos, lo cual también es inconcebible”, agregó.