Cuando el dólar baja…tu dinero puede subir

La fuerte crisis económica del 2008-2009 nos enseñó mucho —como siempre lo hacen los tiempos turbulentos— sobre nuestras finanzas y nuestro dinero para asuntos financieros

La fuerte crisis económica del 2008-2009 nos enseñó mucho -como siempre lo hacen los tiempos turbulentos- sobre nuestras finanzas y nuestro dinero… sobre todo a conservarlo e invertirlo mejor. En este sentido, un buen inversionista debe aprender a tomar ventaja de los aparentemente “malos” momentos de la Bolsa y la economía. Entre esas enseñanzas está el saber aprovechar una posible devaluación del dólar sin tener que salir corriendo a comprar oro. Para ello, hay tres alternativas para el inversionista conservador.

Una de esas enseñanzas de la crisis ha sido saber poner nuestros ahorros en sitios donde se puedan beneficiar mejor de la baja de valor del dólar. Por eso durante los peores tiempos de la economía muchos inversionistas hallaron buenas oportunidades en una estrategia a la que siempre se recurre durante la inestabilidad del mercado y cuando nuestra moneda baja de valor con relación a las monedas extranjeras. Se trata de la inversión en oro, un producto que por lo general conserva su precio durante las crisis financieras – e inclusive lo mejora cuando los demás sectores de la economía están fallando y la inflación sube.

Casi un año atrás y en meses subsiguientes, muchos le sacaron beneficio a esa inversión durante los tiempos en que el precioso metal ascendió a precios récords en su historia. De la misma forma, el inversionista en oro debe tener en cuenta que ese metal no aumenta de valor cuando la inflación está bajo control. Además, la naturaleza del oro es un poco temperamental y especulativa.

Un buen número de compañías y fondos de inversiones extranjeros ofrecen una amplia variedad de productos financieros de calidad que durante varios años han sido considerados como una buena inversión. Invertir en el extranjero siempre tiene un cierto grado de riesgo para los que prefieren la moderación extrema, pero si se buscan buenos fondos y acciones, se siguen las indicaciones de expertos, quienes invierten en esos productos internacionales (sobre todo en los llamados “mercados emergentes” como China o Brasil, no en Europa, donde ahora la economía está “que arde”) podrán sacarle el mejor provecho, no importa en qué situación se encuentre el dólar.

Otro método tradicional y de relativo bajo riesgo para obtener ventaja a la decadencia del dólar es comprar acciones de grandes multinacionales estadounidenses. Las ganancias de estas compañías en monedas extranjeras valen más cuando se convierten en dólares. Es más – muchas de esas bien establecidas empresas tienen la ventaja añadida de que pagan dividendos a sus inversionistas

Alrededor de la web