Se indemnizará a mujeres por preferir latinos

Howard Industries pagará 1.3 mdd a miles de personas no hispanas

Los agentes de inmigración detuvieron a casi 600  indocumentados durante la redada realizada en 2008 en la espaciosa planta.
Los agentes de inmigración detuvieron a casi 600 indocumentados durante la redada realizada en 2008 en la espaciosa planta.
Foto: Archivo AP

JACKSON, Mississippi – La empresa donde se realizó la mayor redada contra inmigrantes indocumentados en un centro laboral de Estados Unidos llegó a un acuerdo extrajudicial por discriminación con cuatro mujeres afroamericanas que acusaron a la compañía de darle un trato preferencial a los latinos, principalmente de México, según documentos de la justicia federal.

Los expedientes de una corte federal de distrito muestran que Howard Industries pagará 1.3 millones de dólares a un fondo de liquidación que será distribuido posiblemente entre unas cinco mil personas no hispanas que solicitaron trabajo a la empresa entre marzo de 2003 y el 28 de agosto de 2008.

También, dentro de nueves meses después del acuerdo, la compañía contratará al menos 70 de las personas que le pidieron empleo, de acuerdo con los documentos judiciales.

Un acuerdo tentativo sobre el caso fue anunciado en febrero. Los detalles fueron divulgados en los documentos judiciales interpuestos la semana pasada.

Según el texto, una de los demandantes, Charlyn Dozier, solicitó empleo en la planta de transformadores eléctricos de Howard Industries en la ciudad de Laurel, en el estado de Mississippi, y lo hizo varias veces en lapsos de tres a seis meses desde 2002 pero solo consiguió un puesto luego de la redada de 2008.

Las otras querellantes -Veronica Cook, Yolanda Phelps y Seleatha McGee- presentaron acusaciones similares.

Los agentes de inmigración detuvieron a casi 600 inmigrantes sin permiso para estar en Estados Unidos durante la redada en la espaciosa planta. En su mayor parte fueron deportados, aunque a varios se les acusó de robo de identidad. La compañía fue multada con 2.5 millones dólares en febrero de 2011 después de declararse culpable de asociación delictiva para violar las leyes de inmigración.

Según la querella por discriminación presentada el 25 de febrero de 2011, la empresa discriminó a los trabajadores estadounidenses al dar un trato preferencial a los solicitantes de empleo y trabajadores latinos, muchos de los cuales eran indocumentados procedentes de México.

En la demanda se afirmó que Howard Industries no sólo supo que estaba contratando a inmigrantes irregulares, sino que instruyó a algunos sobre cómo obtener identidades falsas y ocultó el hecho de que cientos de empleados eran inmigrantes sin autorización para estar en el país. Las autoridades federales presentaron acusaciones similares contra la empresa.

Howard Industries negó una y otra vez que supiera que trabajaban inmigrantes irregulares en la planta, y culpó de la situación a su ex director de personal José Humberto González.

Este fue el único ejecutivo de la empresa que fue acusado en el caso y se declaró culpable en diciembre de 2009. Fue condenado en marzo pasado a seis meses de arresto domiciliario y a cinco años de libertad condicional por contratar a sabiendas a inmigrantes irregulares. Fue multado con cuatro mil dólares.