Cocaína, polvo de ángel y marihuana mataron a Rodney King (video)

Autopsia revela que mezcla de esas drogas y alcohol le provocaron una arritmia cardiaca
Cocaína, polvo de ángel y marihuana mataron a Rodney King (video)
Rodney King tuvo una vida llena de tribulaciones.
Foto: Archivo

Los Ángeles (EE.UU.), 23 de Agosto – Rodney King, el afroamericano que sufrió una paliza policial en 1991 que derivó en serios disturbios raciales de Los Ángeles, falleció ahogado tras consumir drogas y alcohol, según un informe publicado hoy por la oficina del forense del condado de San Bernardino.

El cuerpo sin vida de King, que tenía 47 años, fue hallado en el fondo de la piscina de su vivienda en Rialto (California) el pasado junio por su prometida, Cynthia Kelly, quien alertó a los servicios de emergencias que no pudieron hacer nada por salvarlo.

Los resultados de la autopsia y pruebas toxicológicas conocidos hoy determinaron que King se encontraba bajo los efectos de drogas y alcohol cuando se ahogó, lo que pudo hacer que se cayera al agua o que en un estado de delirio se tirara a la piscina.

Los forenses hallaron restos de cocaína, PCP o polvo de ángel y marihuana en la sangre de King, quien había estado bebiendo ese mismo día.

Ese cóctel de drogas combinado con problemas de corazón derivó en una arritmia cardiaca, según el informe.

Rodney King se hizo famoso en 1991, cuando las imágenes de su violenta detención a manos de varios policías blancos fueron difundidas en todo el mundo.

Un año más tarde, en abril de 1992, la absolución de los cuatro agentes juzgados por golpear con brutalidad a King desató los disturbios que afectaron durante varios días a la ciudad de Los Ángeles y que causaron 55 muertos, más de 2,000 heridos y $1,000 millones en pérdidas materiales.

Aunque finalmente King consiguió una indemnización de $3.8 millones por ser víctima de abusos policiales, su vida pasó a ser una continua detención por diferentes delitos, desde abusos domésticos hasta conducción bajo la influencia del alcohol.

En sus últimos años se definía a sí mismo como un adicto al alcohol en recuperación, aunque no había dejado de beber, y apareció el pasado año en el programa de VH1 “Celebrity Rehab”, en el que trataba de vencer la batalla al alcoholismo.