Con un ojo puesto en “Isaac” reina del chaca chaca, Nancy Alvarez

La Doctora, que hasta hace poco condujo con éxito el programa "¿Quién tiene la razón?", por Univisión, se encuentra en Santo Domingo junto a su amado
Con un ojo puesto en “Isaac” reina del chaca chaca, Nancy Alvarez
Los doctores Nancy Alvarez y Alvaro Skupin durante su boda civil en Disney World. Ella compartió esta foto con sus miles de seguidores en Twitter.
Foto: Nancy Alvarez / Twitter

Llegue como tormenta o como huracán, “Isaac” podría estar alterando los planes de la doctora Nancy Alvarez de casarse “oficialmente” con el doctor colombiano Alvaro Skupin este fin de semana en la República Dominicana.

Aunque por otro lado, Alvarez, que popularizó la expresión “chaca chaca” para referirse al momento en que las parejas sostienen relaciones sexuales, podría estar de plácemes con la visita de “Isaac” si estuviera en un área fuera de peligro junto a su amado. ¿Por qué? Porque nada más romántico que un ambiente fresco y el sonido de la lluvia para darle rienda suelta a un maratón de “chaca chaca”.

Por su salud, la Doctora, que hasta hace poco lideró con éxito el programa “¿Quién tiene la razón?”, por Univisión, no tiene que preocuparse porque su “Príncipe Azul”, como ella lo describe, es “una eminencia en muchas especialidades”.

“El es un gran descubridor de curas y hace tratamientos con células madres”, dijo la Doctora a Voces, del Huffington Post, esta semana.

Aunque Nancy Alvarez y Alvaro Skupin se casaron luego de tres meses de noviazgo en Disney World, la Doctora había adelantado que organizaría una ceremonia religiosa en Santo Domingo, en la que celebraría como Dios manda junto a su familia, amistades y famosos.

Si no fuera este fin de semana e “Isaac” tiene misericordia de la República Dominicana, al menos Alvarez tiene tiempo para el “chaca chaca” mientras coordina todo y también para bailar un merengue ripiao bien “afincao'”, ya que su marido es tremendo bailarín. De hecho,fue en una fiesta que “lo vi bailar y me conquistó. Es un caballero”.