Meditación: una práctica que equilibra mente y cuerpo

Los beneficios de esta técnica se reflejarán en tu tranquilidad y en tu salud.
Sigue a El Diario NY en Facebook
Meditación: una práctica que equilibra mente y cuerpo
Unos 10 minutos de meditación a diario no ayuda a ver las cosas con diferente perspectiva.
Foto: Archivo

En muchas ocasiones se piensa que meditar es una actividad religiosa y se cree que para realizarla es necesario formar parte de alguna secta, pero no es así, se trata de una práctica milenaria a la que todos podemos acceder y gozar de sus beneficios.

Famosos como los Beatles, el vocalista Mick Jagger o el cineasta David Lynch, por mencionar algunos, han compartido sus logros y superaciones personales al realizar esta labor como un hábito en sus vidas.

Y es que la meditación, no sólo contribuye a cultivar el espíritu, la mente y el control de las emociones: existen estudios realizados en universidades norteamericanas como Hardvar, Princeton o Berkeley, que han demostrado que meditar también ayuda a disminuir problemas físicos relacionados con la ansiedad, además de aportar una gran variedad de beneficios a la salud.

Matthieu Ricard, autor del libro El arte de la meditación de editorial Urano, y considerado por la Universidad de Wisconsin como el hombre más feliz del mundo, comenta que esta acción fomenta la felicidad y combate complicaciones como la falta de concentración, depresiones y malestares físicos como el agotamiento, mal humor, dolores musculares, cambios radicales de humor y jaquecas, que son producto del estrés, al cual en estos días, se le atribuyen los males que atacan a la vida de la sociedad.

Así que, si vives afligido por los problemas cotidianos y con muchos malestares, ¡la meditación puede ser la alternativa ideal para ti!

El autor, señala que esta actividad no es sólo un proceso pasajero de relajación de un par de horas, y que si se adopta como una forma de vida, las personas pueden ser libres y dueñas de sí mismas para actuar con sabiduría ante las dificultades y ante los demás.

Pero, tal vez te cuestiones ¿en qué me puede servir la meditación en mis problemas de salud, familia o trabajo? Para los estudiosos y practicantes, estos son algunas de las ventajas físicas y psicológicas de practicarla:

1. Ayuda a fortalecer el sistema inmunitario y a aumentar los anticuerpos. Es decir, que realizarla ayuda a prevenir enfermedades.

2. Es parte importante en la prevención de contracturas musculares, dolor corporal, estrés y ansiedad.

3. Disminuye la tensión arterial en las personas hipertensas.

4. Forma una mejor comprensión de las cosas (mayor claridad de pensamiento) y mejora la manera de responder a los conflictos. En el caso de la depresión, es pieza clave en no recaer en crisis anteriores y vivir con mayor felicidad.

5. Estimula la conversión de las situaciones negativas a positivas, también, mejora las relaciones sociales y de pareja.

6. Aumenta los niveles de concentración e incrementa el cociente intelectual y la reacción instantánea.

7. Trae paz interior y autocontrol.

Ahora que conoces la gama de beneficios que trae consigo la meditación, conoce cómo se hace, en qué lugar es adecuado practicarla y a quién debes acudir para que te guíe.

Matthieu Ricard explica que meditar no es dejar la mente sin actividad y mucho menos enfocarla al lado negativo mientras se lleva a cabo. Por el contrario, el objetivo es construir pensamientos optimistas, por eso, aconseja, en el período de meditación enfocarse en el momento y el lugar en que se realiza, además de evitar pensar en problemas o conflictos de la vida diaria.

Después de esto, sugiere que es necesario estar decidido y saber qué te motiva a hacerlo. Luego de reflexionarlo y estar seguro de buscar el bienestar propio y el de los demás, hay que procurar realizarla en un lugar tranquilo, estable y luminoso, además, que cuente con buena ventilación y un amplio espacio para relajarse. Puedes agregar flores, inciensos y una ambientación que te cause la sensación de paz.

También, otro punto esencial, es la respiración, ya que esta es la base de la meditación y el medio de lograr concentrarse de una forma muy eficaz. Mantener una buena postura contribuye en gran medida a que sea fluida, por esto, estar en un estado de calma (por lo regular sentado con la espalda en línea), colocado adecuadamente y con mucha comodidad es lo ideal.

Indagar en las distintas alternativas en busca del equilibrio es una espléndida opción para encontrar higiene emocional y física. En tus manos está llevar una mejor calidad de vida. ¡Anímate! Y no dejes que los malestares se apoderen de ti.

http://www.sermexico.org.mx

Bojorge@teleton.org.mx