Proponen convertir armería de El Bronx en pista de hielo

La ciudad está evaluado lo que beneficiaría a la comunidad.
Proponen convertir armería de El Bronx en pista de hielo
La niña patinadora Natalia Rodríguez junto a la leyenda del hockey de los New York Rangers, Mark Messier y la campeona olímpica Sarah Hughes.
Foto: Jose Acosta / EDLP

EL Bronx – Para que Natalia Rodríguez, de nueve años, se entrene en patinaje sobre hielo, deporte que ella practica desde que tenía cuatro, su familia tiene que viajar cerca de una hora hasta el condado de Westchester, donde además le agregan un cargo extra por el uso de las instalaciones deportivas por no residir en dicha ciudad.

Si la Ciudad de Nueva York aprueba la propuesta de transformar los 575,000 pies cuadrados del Kingsbridge Armory en un centro de patinaje sobre hielo, los inconvenientes de la pequeña Natalia y de muchos en su situación acabarán.

En estos momentos la Corporación de Desarrollo Económico de la ciudad está evaluado dos propuestas, una de las cuales llamada Centro Nacional de Hielo de Kingsbridge, KNIC, que busca convertir la armería en una meca regional del deporte sobre hielo, con nueve pistas de hielo olímpicas, incluyendo una arena de 4,000 a 5,000 asientos y un programa diseñado para motivar a los jóvenes a practicar disciplinas sobre hielo, como el hockey, patinaje, patinaje de velocidad, entre otros.

La otra propuesta es la de Young Woo, llamada Mercado Mirabo, una marqueta creativa que permitiría a los empresarios desarrollar sus negocios sin pasar por la molestia de alquiler un local comercial, semejante al mercado Dekalb de Brooklyn. Incluye además un componente de deportes y recreación, un cine de seis salas, y tiendas al detalle.

Aunque la Ciudad tomará la decisión este otoño, el presidente de El Bronx, Rubén Díaz hijo, junto a la leyenda del hockey de los New York Rangers Mark Messier y la campeona olímpica Sarah Hughes, le hizo un llamado al alcalde Michael Bloomberg para que aprueben la propuesta del Centro Nacional de Hielo de Kingsbridge, debido, en parte, a que los desarrolladores han prometido crear empleos con salarios dignos, una demanda de la comunidad que hasta el momento ha dificultado el desarrollo de la armería.

“Las dos propuestas son buenas, pero la del Centro Nacional de Hielo nos parece mejor, porque los desarrolladores garantizan salarios dignos, la contratación de trabajadores locales y programas comunitarios”, dijo Díaz.

La propuesta del KNIC también contó con el apoyo del senador estatal Gustavo Rivera, de los asambleístas José Rivera y Nelson Castro, y del concejal Oliver Koppell.

El proyecto incluye más de 50,000 pies cuadrados de espacios comunitarios que serán puestos a disposición de las organizaciones del área.

Se calcula que el KNIC generará 885 puestos de trabajos de construcción en El Bronx, así como 170 empleos permanentes dentro del local, y 380 puestos de trabajo en el condado, y generará más de $42 millones anuales en actividad económica.

Luis Pérez, de 24 años, comerciante del área y dueño del restaurante Casa Pérez, dijo que prefiere el centro de patinaje a la propuesta de Woo “porque el deporte sobre hielo ayudará a los jóvenes a salir de las calles, mientras que la marqueta se concentrará en hacer dinero y podría traer negocios que compitan con nosotros”.