Países latinoamericanos respaldan a Ecuador en caso Assange

Nicaragua, Venezuela, Argentina, Uruguay y Bolivia condenan a Gran Bretaña.
Países latinoamericanos respaldan a Ecuador en caso Assange
El ministro ecuatoriano de Exteriores, Ricardo Patiño, (2-d), participa en la reunión de consulta de cancilleres de la Organización de Estados Americanos (OEA).
Foto: EFE

Washington.- Nicaragua, Venezuela, Uruguay, Argentina y Bolivia condenaron ayer en la OEA las amenazas que Ecuador dice haber recibido del Reino Unido para entrar en su embajada en Londres y se comprometieron a apoyar una resolución de respaldo a ese país.

Cancilleres y representantes de todos los países del continente debaten en la OEA una propuesta de resolución de Ecuador, que ha denunciado que el Gobierno de Reino Unido le advirtió de que podía asaltar su embajada en Londres, donde se encuentra refugiado el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, para detenerlo.

La carta enviada por el Gobierno británico a la embajada ecuatoriana la semana pasada, en la que advertía de la posibilidad de recurrir a una ley de 1987 que le permitiría revocar la inmunidad diplomática de la misión para entrar en ella, “es una amenaza directa” a Ecuador, indicó el canciller venezolano, Nicolás Maduro.

“Pedimos desde Venezuela, Suramérica, de Centroamérica y el Caribe que estemos juntos sin vacilación en solidaridad con Ecuador llamando al Reino Unido para que retire de la manera más inmediata la nota amenazante, que retorne a la sensatez, al respeto y al diálogo con Ecuador”, agregó Maduro.

Nicaragua “expresa su decidido apoyo y solidaridad al Gobierno y pueblo ecuatorianos ante amenazas latentes”, indicó por su parte el representante de ese país ante la OEA, Denis Moncada.

Moncada también instó al Reino Unido a que “se abstenga de recurrir al uso de la fuerza” y le pidió “respetar la inviolabilidad de las instalaciones diplomáticas”, fijada en la Convención de Viena.

“Es una amenaza a todos los países aquí presentes”, afirmó el canciller argentino, Héctor Timerman, y en el mismo sentido se expresó el representante de Bolivia ante la OEA, Diego Pary.

Para el canciller uruguayo, Luis Almagro, “amenazar con ingresar a una embajada es uso de la fuerza” y la OEA “no puede admitir eso nunca”.

Mientras, la canciller colombiana, María Ángela Holguín, quiso “recalcar que hay normas esenciales del derecho internacional que favorecen el respeto mutuo y no pueden ser obviadas por ningún Estado” y agregó que “atañe” a todos los países del continente que la Convención de Viena “continúe siendo un faro que ilumine las relaciones internacionales”.

A su turno, la canciller mexicana, Patricia Espinosa, subrayó que “el principio de la inviolabilidad” recogido en la Convención de Viena es claro y “la obligación de respetar estos principios y normas es un asunto de interés común”.

Espinosa expresó también el deseo de México de que la reunión de ayer “concluya adoptando una resolución por consenso”, que “no deje lugar a dudas” del apoyo del continente al derecho internacional.

Venezuela, Nicaragua y Argentina dieron su apoyo expreso al proyecto de resolución presentado por Ecuador, que pide a los cancilleres de la OEA su “respaldo” ante “cualquier acto que pueda contravenir el principio de la inviolabilidad de su local diplomático en el Reino Unido”.