‘Isaac’ ingresa al Golfo de México

Alerta de huracán para Florida y Nueva Orleans tras alejarse de la costa cubana
‘Isaac’ ingresa al Golfo de México
Un niño mira a la cámara mientras limpia su casa inundada tras el paso de la tormenta tropical 'Isaac' en Port-au-Prince.
Foto: ap

CAYO HUESO, Florida/AP – El Centro Nacional de Huracanes (CNH) estadunidense informó que el centro de la tormenta tropical “Isaac” se encuentra ya en el sureste del Golfo de México, con vientos máximos sostenidos de 65 kilómetros por hora.

La alerta de huracán fue sustituida por una advertencia de tormenta tropical para los Cayos de Florida, incluidos Dry Tortugas y Florida Bay, así como para la costa oeste de la península.

Asimismo, la advertencia de huracán se cambió a alerta de huracán para el norte de la costa del Golfo de México desde el este de la ciudad de Morgan City, Louisiana hasta, Destin, Florida, incluida la zona metropolitana de Nueva Orleans.

El vórtice de la tormenta tropical se alejó de la costa norte de Cuba y ganaba fuerza en mar abierto mientras se dirigía hacia los Cayos de Florida, donde podría llegar como huracán.

Los meteorólogos pronosticaron que el meteoro cruzaría los Cayos, luego se dirigirá hacia el noroeste y golpearía como huracán de categoría 2 entre New Orleans y la Florida el miércoles, cuando se cumplirán siete años del huracán Katrina.

“Isaac” cobraba vigor renovado gracias a las aguas cálidas del estrecho de Florida, después de causar estragos en Cuba, República Dominicana y Haití, donde pasó como tormenta tropical.

“Isaac” provocó derrumbe total o parcial de unas 50 viviendas en Baracoa, al este de la capital. También hubo interrupción parcial o total de servicios eléctricos y telefónicos. “Unos 1,093 baracoenses fueron evacuados en casas de familiares o amigos” informó el diario Juventud Rebelde.

El Centro Nacional de Huracanes de EEUU, con sede en Miami, informó que el epicentro de “Isaac” estaba a unas 40 millas al sur de Cayo Hueso la tarde de ayer. La tormenta tenía vientos máximos sostenidos cerca de 60 mph.

En Cuba, Dariel Villares y su prima perdieron cada uno su casa debido a las penetraciones del mar en el Malecón de Baracoa. “Vino una ola alta y tumbó las dos paredes aquí, la mía y la de mi prima”, explicó Villares. La lluvia cesó en Baracoa unas tres horas después de la llegada de la tormenta.

Al menos ocho personas murieron en Haití por el paso de la tormenta tropical, según un balance parcial difundido por la Dirección de Protección Civil. Entre las víctimas hay tres menores- una niña de 10 años, quien falleció tras el derrumbe den una pared sobre su casa en Thomazeau; un niño víctima de la caída de un árbol en Carrefour y otro niño electrocutado en Gonaives.

Siga a ‘Isaac’: http://www.eldiariony.com