Ecuador impulsa ‘turismo consciente’

El país suramericano se promociona en el mercado internacional de viajeros
Ecuador impulsa ‘turismo consciente’
Islas Galápagos, un paraíso en el océano pacífico, que inspiró al científico inglés Charles Darwin en su teoría sobre la evolución de las especies.
Foto: Archivo / EFE

Los Angeles – “Ecuador ama la vida” es el concepto con el que este país sudamericano ha comenzado a promocionarse en el mercado internacional como un destino para el “turismo consciente”.

“No queremos un turismo masivo que tenga impacto negativo en el país”, afirmó Freddy Ehlers, ministro de Turismo de Ecuador, quien esta semana concluyó una gira para reunirse con inversionistas y representantes de la industria turística en Nueva York, Las Vegas y Los Ángeles.

Durante una entrevista con La Opinión, Ehler explicó el “turismo consciente” como una visión integral que contempla la coexistencia del turista con la gran riqueza natural de ese país.

“Es un paso más allá del turismo sustentable, promueve el crecimiento del turista como ser humano para que su visita a Ecuador sea un viaje inolvidable”, dijo Ehler.

El turismo sustentable y sostenible, el cual busca tener un bajo impacto sobre el medio ambiente y cultura local, al tiempo que contribuyen a generar ingresos y empleo para la población local, ha sido el resultado de la evolución de la industria turística en las últimas décadas.

También, el ecoturismo se convirtió en el segmento de más rápido crecimiento y el sector más dinámico del mercado turístico a escala mundial. Este movimiento apareció a finales de la década de 1980, y ya ha logrado atraer el suficiente interés a nivel internacional, al punto que la ONU dedicó el año 2002 al turismo ecológico.

“Pero Ecuador -dice Ehler- no sólo busca la sustentabilidad y sostenibilidad del turismo, sino incorporar el buen vivir tanto de los visitantes como el de los ecuatorianos que lo reciben respetando el entorno y la creación de la Pachamama -como los incas llamaban a la Madre Naturaleza- en su agenda con el propósito de crear un turismo consciente, ético, responsable y exclusivo”.

Ehlers, manifestó que el turismo debe ser comprendido como un proceso de educación personal, como un proceso de amistad entre los pueblos, como un reconocimiento de la variedad y la diversidad, y del respeto que se necesita tener en el planeta.

Y bajo ese concepto se ha desarrollado la estrategia de mercadotecnia que inicia con una serie de anuncios de televisión en diferentes mercados de Estados Unidos.

El turismo en Ecuador representa, junto con la producción de camarón, la tercera fuente de ingresos para este pequeño país sudaméricano (un 7% del Producto Interno Bruto), después del petróleo y la industria bananera. El cuarto lugar corresponde a la producción de flores.

El objetivo es que la industria del ocio reemplace al petróleo como primer generador de divisas en Ecuador, dijo Ehler, “porque el petróleo se acaba”.

Actualmente la industria turística de Ecuador depende un 80% del turismo interno y cada año el país recibe un millón 200 mil viajeros internacionales, pero las aspiraciones de las autoridades del sector del ocio son alcanzar los tres millones de visitantes del exterior próximamente.

Para lograrlo, explicó el ministro de Turismo, el presidente ecuatoriano Rafael Correa anunció que subsidiará el 40% del costo de combustible a la primera operadora aérea en abrir una ruta con al menos tres frecuencias semanales entre ese país y otros destinos, dado que la conectividad ha sido uno de los principales obstáculos para el desarrollo turístico del país.

Este plan de estímulo se enfocará principalmente en aerolíneas que abran vuelos desde Los Ángeles, Vancouver (Canadá) y Frankfurt (Alemania), aunque también se beneficiarían los nuevos itinerarios a Italia y Alemania.

Un encuesta realizada por la Asociación de Operadores de Tours de Estados Unidos este año encontró que Ecuador es uno de los tres principales destinos turísticos emergentes, después de Vietnam e India, el cuarto lugar lo ocupa China.

En los primeros seis meses de este año la afluencia de turistas internacional a Ecuador creció en un 16% comparado con el 4% a nivel mundial.