Miles de evacuados por ‘Isaac’

Miles de evacuados por ‘Isaac’
Un auto quedó completamente sumergido en una calle de Louisiana, luego del paso de la tormenta tropical 'Isaac'.
Foto: Ap

Miami/ EFE – “Isaac” ha provocado la muerte de dos personas y sigue azotando los estados de Luisiana, donde ayer casi la mitad de las viviendas y negocios estaban sin luz, y Misisipi, donde una presa amenaza con romperse, lo que ha obligado a ordenar la evacuación de unas 50.000 personas en ambos estados.

Aunque esta tormenta tropical se debilita progresivamente y podría convertirse en las próximas horas en una depresión tropical, su lento desplazamiento está causando estragos en Luisiana, un estado que recorre hacia el norte y que previsiblemente abandonará mañana, cuando se adentre en Arkansas.

Cerca de un millón de hogares se han quedado sin luz en los estados de Arkansas, Misisipi, Alabama y, principalmente, Luisiana, que hace siete años lidiaba con el devastador paso del huracán “Katrina”, que dejó más de 1.800 muertos.

En Misisipi, una persona murió ayer al caer un árbol sobre el vehículo en el que viajaba, según indicó en una rueda de prensa el alcalde de Nueva Orleans, Mitch Landrieu, quien puso este caso como ejemplo de lo que puede ocurrir si no se mantiene “la máxima precaución”.

Previamente, en Vermilion (Luisiana) murió un hombre de 36 años al caer desde un árbol al que se había subido para ayudar a otra gente a mover un vehículo, según confirmó el alguacil de ese distrito, Mike Couvillon, en un comunicado.

Al azote de las constantes lluvias se ha sumado la amenaza de que la presa del lago Tangipahoa, en el sur de Misisipi, se quiebre a causa de los daños sufridos por esas lluvias.

Ello ha obligado a ordenar la evacuación inmediata, como medida de precaución, de unas 50.000 personas en los alrededores del río Tangipahoa, que recorre hacia el sur parte de Misisipi y del este de Luisiana.

El gobernador de Luisiana, Bobby Jindal, explicó en una conferencia de prensa que las autoridades de Misisipi están estudiando cómo liberar el agua acumulada en la presa de una forma controlada.

Si se hace así “no esperamos que afecte a Luisiana”, pero si se rompe por sí misma “el agua tardaría 90 minutos en llegar a Kentwood (Luisiana)”, alertó Jindal.

Según el Servicio Nacional de Meteorología, si la presa se rompe el nivel del río a la altura de Kentwood podría alcanzar entre cuatro y seis metros.

También se han ordenado evacuaciones en varios barrios en las inmediaciones del lago Ponchartrain (Luisiana), según detalló Jindal.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, firmó una declaración de “desastre” para Luisiana y Misisipi, lo que les permitirá gestionar ayudas federales “para complementar los esfuerzos de recuperación estatales y locales en el área impactada por ‘Isaac’ desde el 26 de agosto de 2012”.

En Nueva Orleans (Luisiana), donde se han acumulado hasta 25 centímetros de agua de lluvia, se han iniciado las tareas de limpieza y arreglo de desperfectos en sus calles, donde al menos 149,000 viviendas permanecen sin electricidad, según anunció ayer su alcalde.

En una conferencia, Landrieu les instó a que recurran “al sentido común”, ya que hay muchos árboles y postes eléctricos caídos, así como señales de tráfico y semáforos. “Manténgase fuera de las carreteras en la medida de lo posible”.