Enfermedades acechan a jóvenes de El Bronx

A los adolescentes en este condado les preocupa la falta de educación sexual, los embarazos, la violencia y las drogas.
Enfermedades acechan a jóvenes de El Bronx
El doctor Uri Belkind atiende al paciente James Omotosho en su consultorio del Union Community Health Center en El Bronx.
Foto: Cortesia

Nueva York – Ser adolescente no es fácil. Se trata de una etapa en la vida en la que pasamos por muchos cambios físicos y nos enfrentamos a numerosos retos psicológicos y emocionales.

Y, si se es un joven que está creciendo en el condado de El Bronx, la situación puede ser aún más difícil.

Según diversos estudios médicos, los adolescentes que residen en el llamado “condado de la salsa”, enfrentan los peores índices de pobreza, deserción escolar, embarazos no deseados y un sin número de enfermedades y problemas crónicos de salud.

De acuerdo al reporte “Posición de Salud de los Condados”, realizado por la Robert Wood Johnson Foundation, que se viene haciendo desde 2003, El Bronx está en el puesto 62, entre los 62 condados del estado de Nueva York con mejores condiciones de salud. Es decir, esta zona, cuya mayoría de habitantes son latinos y afroamericanos, está en la última posición.

De esto están conscientes David Cruz, de 20 años, y su novia Katherine Paredes de 17.

“El principal problema que yo veo es que hay muchos muchachos que son obesos y no hacen ejercicios. Se quedan en casa jugando videojuegos y no hacen nada más con su vida”, comenta Cruz, mientras sostiene la mano de su novia con la que ha estado tres años.

“Muchos muchachos que yo conozco no terminan la escuela y hay un gran número de embarazos entre adolescentes (…) Los padres no son estrictos con sus hijos y dejan a sus niñas de 12 años estar por las calles”, agrega Cruz quien planea estudiar mecánica automotriz en la universidad.

El joven cree que una de las causas principales de esto es la falta de comunicación entre padres e hijos.

“No hablan con sus niños sobre sexo y los muchachos lo aprenden en la escuela. Los padres deben sentar a sus hijos y decirles qué hacer y hablarles sobre condones”, dice.

Junto a él, en el tren 4 rumbo a El Bronx, su novia Katherine, que está cursando la escuela secundaria, también se preocupa por la problemática de los embarazos precoces.

“Yo creo que hay muchos embarazos debido a que el gobierno permite a las madres jóvenes obtener asistencia pública y cupones de comida de manera muy fácil, y eso no debería ser así. No las hacen trabajar por el dinero que todos nosotros pagamos”, opina Paredes.

Para el doctor Uri Belkind, director de Medicina de Adolescentes del Union Community Health Center (UCHC), en El Bronx, son varios los factores que afectan la salud de los chicos en ese condado.

“Principalmente está la pobreza que se ve en El Bronx, y eso afecta en varios aspectos la salud de todos los habitantes, y definitivamente tiene un fuerte impacto en los adolescentes”, dice el especialista.

“También hay factores socioeconómicos como el número de adolescentes que abandonan la escuela secundaria. La tasa de deserción escolar en El Bronx es de 31%, que es el doble de la tasa nacional”, agrega el experto.

La violencia que se vive en las calles es otro reto que, sin duda, sufren a diario muchos jovencitos que residen en este vecindario. “Hay violencia en la comunidad, violencia doméstica y en las familias. En El Bronx el 14% de los estudiantes de secundaria faltan a la escuela por lo menos un día porque se sienten en peligro de ir por la violencia y la actividad de pandillas”, informa.

Hay estudios que demuestran que los adolescentes en El Bronx tienen altos índices de depresión y de Desorden de Estrés Post Traumático (PTSD), que tiene que ver precisamente con esa violencia.

“Sabemos que en El Bronx la tasa de embarazos en adolescentes es 30% más alta que la media nacional y 30% más alta que la de Manhattan”, indica el galeno, quien añade que las enfermedades de trasmisión sexual también afectan a los adolescentes. “Particularmente las mujeres de 15 a 19 años tienen clamidia en una tasa que es tres veces más alta que la tasa nacional y 50% más que la de Manhattan”.

El condado de El Bronx, según las autoridades de salud, es también la zona más golpeada por la epidemia del VIH/Sida en la ciudad de Nueva York, siendo los más afectados las mujeres y los hombres latinos y afroamericanos que tienen sexo con otros hombres.

“Un gran problema que vemos es que un alto número de personas que diagnosticamos con VIH tienen etapas avanzadas de la infección y desarrollan Sida dentro de un año, lo cual quiere decir que esas personas han estado 5 o 10 años infectadas sin saberlo”, explica Belkind.

Pero las enfermedades sexuales y los embarazos no deseados no son el único y más grave problema de salud que enfrentan los adolescentes de este condado. Según cifras de diversos estudios médicos, los jóvenes de El Bronx están desproporcionalmente afectados por males crónicos como diabetes, obesidad y asma.

Desde el año 2008 se ha implementado una campaña preventiva que se llama The Bronx Knows, mediante la cual se han realizado más de 600 mil pruebas de VIH en el condado.

También la ciudad realiza el programa Young Men’s Health Initiative, que se enfoca en hombres afroamericanos y latinos jóvenes. A esto se le suma el requisito de que la escuelas públicas de toda la urbe enseñen un currículo de educación sexual a alumnos de los últimos grados.

Además, según informa el doctor Belkind, un gran número de escuelas en el condado han creado asociaciones con hospitales locales para instalar centros de salud dentro de los colegios.

Como experto en medicina dirigida a los adolescentes, el doctor Belkind aconseja a los latinos hablar en familia sobre asuntos de salud, y eso incluye charlar sobre sexualidad y reproducción.