Gobierno niega falta de mantenimiento en Amuay

Caracas/EFE – El ministro de Energía y Minería de Venezuela, Rafael Ramírez, dijo que el Gobierno no descarta ninguna hipótesis en las investigaciones sobre la explosión del día 25 en la refinería Amuay, que dejó 42 muertos, pero apuntó que “no hay manera” de que se hubiera podido obviar su mantenimiento.

“Nosotros no podemos descartar ninguna hipótesis, nosotros estamos trabajando en base a que necesitamos se esclarezca bien el origen de esta situación”, dijo Ramírez en una entrevista con el exvicepresidente y periodista José Vicente Rangel, por el canal privado Televen.

“Sin embargo, hay cosas que están descartadas de plan”, señaló.

Entre ellas, dijo, la versión que dieron algunos vecinos de la zona afectada y de la que se hicieron eco medios locales sobre un supuesto escape de gas de varios días.

“Eso es una mentira absoluta. No es posible que esto suceda con todos los mecanismos de detección que tenemos en la refinería”, aseguró el también presidente de la estatal Petróleos de Venezuela.

Sobre la hipótesis de que la explosión fue por negligencia, Ramírez señaló- “no hay manera de que nosotros obviemos el mantenimiento en instalaciones tan complejas como esta”.

“Porque nosotros, además, estamos sujetos a toda una estructura de seguros, re-seguros, a un funcionamiento que se inserta en un conjunto de normativas internacionales que nos niega la posibilidad absoluta de nosotros obviar el mantenimiento”, añadió.

Recordó, en este sentido, que entre 2007 y 2012, PDVSA ha invertido $6,000 millones en el mantenimiento de sus refinerías y, solo en julio de este año, 4,325 millones en el Centro Refinador Paraguaná (CRP), en el noroeste del país y donde se encuentra Amuay.

“No queremos evadir ninguna responsabilidad pero, sin lugar a dudas, que no podemos ser ingenuos y aquí tenemos que investigar todo”, manifestó el ministro al ser preguntado por Rangel sobre un eventual saboteo.

Ramírez destacó, en este sentido, que la industria petrolera “está sujeta a amenazas y ha sido atacada permanentemente”, al aludir el paro petrolero que afectó el país entre diciembre de 2002.