‘Dreamer’ habla en convención

CHARLOTTE, Carolina del Norte/AP – Benita Veliz “es americana en todo, menos en un pedazo de papel”: así justificó el representante Luis Gutiérrez la intervención de una inmigrante sin papeles ante la convención de uno de los partidos políticos tradicionales.

“Eso de tener o no papeles en nuestra comunidad (hispana), yo creo que no tiene gran relevancia”, dijo el legislador sobre Benita Veliz, una mexicana de 27 años que fue traída a Estados Unidos sin autorización por sus padres a los ocho años de edad, lo cual la convierte en potencial beneficiaria de la suspensión de deportaciones anunciada en junio por el presidente Barack Obama.

“Puede haber críticas, que vengan las críticas”, agregó el representante de origen puertorriqueño, uno de los principales impulsores de la reforma inmigratoria en el Congreso. “Pero nuestra comunidad ve en esa joven a sus propios hijos”.

El proyecto de ley que allanaría un camino a la ciudadanía a los hijos de inmigrantes que viven en Estados Unidos sin permiso legal en caso de que terminen sus estudios universitarios “conocido como Dream Act” recibió la sanción de la cámara baja en diciembre de 2010 pero no obtuvo los votos necesarios en el Senado, por lo que Obama anunció en junio pasado una serie de medidas para suspender temporalmente las deportaciones de algunos jóvenes que fueron traídos por sus padres de manera irregular cuando eran niños.