Seguridad copa el debate en Fórmula Uno

Seguridad copa el debate en Fórmula Uno
El accidente en Bélgica el fin de semana pasado reavivió la controversia.
Foto: EFE

ROMA – A medida que la Fórmula Uno se prepara para correr el Gran Premio de Italia este fin de semana en Monza, el hogar de Ferrari, la seguridad sigue dominando el debate.

El líder del campeonato y piloto de Ferrari, Fernando Alonso, casi resulta decapitado cuando el Lotus del francés Romain Grosjean pasó volando por encima de él en un salvaje accidente de varios autos al iniciar el Gran Premio de Bélgica el fin de semana pasado.

Las ideas que se debaten van desde el uso de una especie de jaula alrededor de las cabezas de los conductores a la adición de parachoques en las ruedas traseras, así como controlar la largada de las carreras. Otros abogan por un sistema por el cual aquellos pilotos que reciban dos advertencias por conducción temeraria no podrán participar en la siguiente carrera.

Por ahora todo son palabras, en un clima similar al que se sintió tras la muerte de Ayrton Senna en 1994.

Sin embargo, Alonso está sano y salvo, y el GP de Italia le significa una oportunidad para que él se recupere y mantenga sus 24 puntos de ventaja sobre Sebastian Vettel, de Red Bull.

El accidente sacó de la pista a Alonso, el británico Lewis Hamilton y al mexicano Sergio Pérez en la primera curva. El choque comenzó cuando Grosjean intentó rebasar por un espacio pequeño y tocó el McLaren de Hamilton poco después del arranque. Eso provocó que ambos bólidos dieran trompos y que el auto de Grosjean volara encima del Ferrari de Alonso, que a su vez sacó de la pista el Sauber de Pérez.

“El riesgo era grande y ver a otro coche volando sobre uno de los nuestros, a sólo unos centímetros de su casco, nos puso el corazón en la garganta durante unos segundos”, dijo el director del equipo Ferrari Stefano Domenicali.

Por causar el accidente, Grosjean fue suspendido por una carrera y será sustituido en su Lotus por Jerome D’Ambrosio este fin de semana.

Pero Alonso dijo el martes que no sentía rencor hacia Grosjean.

“Hemos hablado de ello”, dijo Alonso en un chat de Ferrari. “Tengo una buena relación con él. Fuimos compañeros de equipo en Renault y después del accidente me envió un SMS diciendo que lo sentía y que no había calculado bien la distancia”.