Doble celebración de Felipe Caicedo

Veni, vidi, vici, esta frase en latín empleada por Julio César para describir su victoria en la Batalla de Zela, puede ser muy bien aplicada a la presencia del guayaquileño Felipe Caicedo, quien “Vino, vio y venció” con la selección ecuatoriana.

El delantero del Lokomotiv de Rusia regresó como el “Hijo Pródigo” para resolver elcomplicado partido que encaraba Ecuador ante una difícil Bolivia que se atrincheró en el fondo y pudo controlar todos los ataques del cuadro dirigido por el entrenador colombiano Reinaldo Rueda.

Ecuador lo intentó de todas las formas, pero no pudo hasta que entró “Felipao” quien creó la jugada que el árbitro venezolano Juan Soto decretó como penal al minuto 71 y él mismo se encargó de ejecutarlo para darle tres valiosos puntos a Ecuador, que lo ubica entre los tres primeros en las eliminatorias rumbo a Brasil 2014. Argentina y Chile están al frente.

Caicedo, que cumplió 24 años el miércoles pasado, se apoderó del esférico y se candidatizó para ejecutar el tiro por si a alguien se le ocurriera que cobrara Narciso Mina, el goleador del Barcelona que está ganando fama por fallar los penales: el último en Calama, Chile, frente a Cobreloa, en el marco de la Copa Sudamericana.

Ecuador que recientemente pasó del puesto 20 al 17 con 890 puntos en el ranking de la FIFA sigue dependiendo de los goles de Christian Benítez, quien estuvo ausente en este compromiso escenificado a casa llena en el estadio Olímpico Atahualpa de Quito.

En el anterior compromiso eliminatorio camino a Sudáfrica 2010, Ecuador derrotó 3-1 a Bolivia (6 de septiembre de 2008) en el mismo escenario y los anotadores fueron Felipe Caicedo, Edison Méndez y Christian Benítez.

Con este triunfo Ecuador mantuvo una histórica superioridad sobre su adversario.