Trabajadores marchan por sus derechos

Trabajadores marchan por sus derechos
El sindicato de Carpinteros fue uno de los participantes.
Foto: Zaira Cortes / EDLP

Nueva York – La Quinta Avenida vibró al ritmo de gaitas y tubas durante el desfile anual del Día del Trabajo. Carrozas, alegre baile y gigantescos arcos de globo fueron parte del colorido que se vivió a lo largo de varias calles.

La edición 130 del tradicional desfile congregó a unas 50 mil personas y trabajadores afiliados de más de 300 sindicatos, según organizadores.

El gran mariscal fue Gary LaBarbera, presidente de Building and Construction Trades Council of New York, una organización con 15 filiales sindicales que representa a un estimado de 100 mil trabajadores en la ciudad de Nueva York. Michael Mulgrew, presidente de la Federación de Maestros, fue el presidente del desfile.

Los trabajadores, algunos acompañados de sus familias, marcharon desde la calle 44 hasta la calle 66 por más de una hora.

Varios sindicatos mostraron su apoyo al presidente Barack Obama portando pancartas, camisetas y hasta mascaras.

Ruth Ruales, que pertenece al Local 78, comentó que el desfile del Día del Trabajo es el escenario ideal para exponer sus preferencias políticas.

“Creemos que Obama entiende nuestras necesidades mejor que su contrincante, Mitt Romney, porque sabe lo que es ser pobre cuando se es parte de una minoría”, dijo la residente de Queens.

Ruales, que se gana la vida removiendo asbesto, comentó que el desfile debe ser un recordatorio de la lucha por salarios dignos y condiciones seguras de trabajo.

Christian Guerra, de 36 años y afiliado al Local 3, expresó que la marcha es una fiesta en familia.

“Los trabajadores somos hermanos y venimos a celebrar nuestro día, por todo un año de trabajo bien duro para hacer de nuestra ciudad un sitio mejor”.