Victoria con sabor especial

Madrid/EFE – Alberto Contador (Saxo Bank) saboreó ayer su segundo triunfo en la Vuelta a España, una vez superada la última etapa en Madrid, y ha dicho en la meta que ha sido una victoria “muy especial” por los antecedentes que ha habido.

“Ha sido una Vuelta dura desde el inicio, pero las cosas cuanto más cuestan mejor saben”, ha precisado ante los periodistas el corredor madrileño.

“Por los antecedentes con los que venía, esta victoria es muy especial para mi, doy las gracias a todos porque venía de mucho tiempo sin competir y estaban las cosas complicadas”, ha manifestado.

“De verdad que han sido muchos meses de trabajo y de sacrificio, ha sido incalculable. Se lo dedico a la gente que ha estado en los buenos y malos momentos, salía a entrenar por ellos”, ha incidido Contador.

“Ahora reflexiono, hay muchísimos sentimientos y son muy grandes, no se pueden explicar con palabras, es una presión liberada”, ha precisado.

“El año que viene veré si vuelvo a la Vuelta, desde luego que me queda un tremendo sabor de boca”, ha subrayado el corredor de Saxo Bank.

“Purito (Rodríguez) ha estado fortísimo, en las subidas me ha aguantado muy bien, ha sido muy complicado ganar esta carrera pero he disfrutado muchísimo porque ha sido una Vuelta espectacular”, ha concluido.

Mientras, John Degenkolb (Argos), ganador de cinco etapas en la Vuelta, celebró alborozado la “manita” lograda en el esprint de Madrid, “muy contento por ser el primer alemán que consigue esta cifra”

“Es increíble, estoy muy contento por haber conseguido cinco victorias en la Vuelta a España. Soy el primer ciclista alemán en conseguir cinco triunfos de etapa. Hemos hecho historia”, dijo.

Joaquim ‘Purito’ Rodríguez (Katusha) terminó la Vuelta en tercera posición, convencido de que le ha ganado “el mejor” y con la sensación de que haber tenido la carrera tan cerca le supondrá un “bajón” similar al que tuvo tras el Giro de Italia, en el que fue segundo a 16 segundos del ganador.