Breves del país

La Caravana por la Paz llegó ayer a Washington, la última parada de una gira por todo EEUU en la que los familiares de víctimas de la violencia en ambos lados de la frontera han marcado “un principio y un fin” en su denuncia de las actuales políticas de lucha contra el narcotráfico.

Tras recorrer más de 10 mil kilómetros y visitar 26 ciudades, los 110 miembros de la caravana encabezada por el poeta mexicano Javier Sicilia llegaron ayer a la capital estadounidense procedentes de Baltimore (Maryland), para cerrar un largo viaje que comenzó el pasado 11 de agosto en Tijuana (México).

Estados Unidos suspendió los vuelos de devolución a México de personas detenidas tras ingresar a territorio estadounidense sin autorización legal bajo el mortífero sol veraniego de los desiertos de Arizona, una medida que pone fin a un experimento de siete años que le costó casi 100 millones de dólares a los contribuyentes.

Más de 125 mil personas fueron enviadas gratuitamente por avión de regreso a México desde 2004, en un esfuerzo que inicialmente fue recibido con escepticismo por funcionarios mexicanos y por los propios inmigrantes, pero que fue aceptado gradualmente como una forma de ayudar a las personas a salir adelante y salvar vidas.

El Gobierno de Estados Unidos inició en su territorio el sellado del “narcotúnel”, descubierto en julio pasado cerca de la aduana local, indicó la Patrulla Fronteriza de ese país.