Lavacarros de Queens felices con nuevo sindicato

Los trabajadores votan para crear un nuevo sindicato que esperan les traiga beneficios en el futuro
Lavacarros de Queens felices con nuevo sindicato
Como una 'tremenda victoria' fue calificada la votación de los trabajadores de 'carwash' a favor de pertenecer a un sindicato, a la espera de mejores beneficios.
Foto: SAUNDI WILSON / ESPECIAL PARA EDLP

NUEVA YORK – Los lavadores de carros en Queens celebran los beneficios que han logrado después de votar aceptando un sindicato con el cual, esperan futuras mejoras en el trabajo.

“Es bueno, una tremenda victoria”, dijo Heriberto Hernández, quien trabaja lavando autos desde diciembre, acerca de la votación 21 a 5 para elegir una unión que defienda los derechos de todos los empleados de lavaderos de autos que se realizó durante el fin de semana. Ahora, los trabajadores de carwash forman parte del sindicato Retail, Wholesale and Department Store Union (RWDSU).

“Hasta el momento, no nos han aumentado el salario, por el contrario nos recortaron las horas de trabajo y es porque están enojados, pero todo debe tener un riesgo. Sólo esperamos que se firme la negociación para que se vean los beneficios”, comentó Hernández.

Según el hispano, que trabaja cinco días a la semana, lo que buscan inicialmente es mejor salario, que se respete el horario y la hora de comer. “Después ya vendrán vacaciones, días de enfermedad y beneficios de enfermedad”.

Con la decisión de pertenecer a RXDSU, el dueño del lavadero de autos se verá obligado a respetar los derechos de los trabajadores como un salario mínimo, hora de almuerzo, pago y medio por horas de trabajo extra y mejor trato a los empleados, entre otros.

“Estamos contentos de haber realizado esa labor de unirnos”, dijo Josué Gómez, un colombiano que trabaja en el lado de mecánica del lavadero de autos Hi-Tek Car Wash & Lube Inc., en Elmhurst desde 1989.

Aunque un gerente en el lugar del trabajo no permitió que los empleados dieran declaraciones, Omar Gómez indicó que lograron “un triunfo”, no sólo en Nueva York sino a nivel nacional.

“Antes trabajábamos largas horas, ahora yo trabajo de 7 a 4 p.m., nos dan uniforme y ha mejorado el trato; ya nos piden el favor y son suavecitos para hablar. Antes era a gritos y nos decían al que no le guste que se vaya para su casa”, dijo Gómez, quien trabaja en lubricación y cambiando aceite desde hace 21 años.

Pero no todos los trabajadores están de acuerdo. Mario Velázquez, un mexicano que trabaja en el lavadero de autos hace cinco años, es uno de ellos.

“La unión nos perjudica más. Ahora son más gastos, porque tenemos menos horas de trabajo, hay que pagar para que nos cambien el cheque y también hay que pagar sindicato”, dijo Velázquez. “La gente se queja de que los tratan mal, pero creo que si no hacen bien su trabajo y los clientes llaman la atención al dueño, está bien que los envíen a la casa”.

Desde hace seis meses, los empleados empezaron a manifestarse mediante la campaña “WASH New York” y liderados por la organización Se Hace Camino Nueva York, buscando mejores condiciones laborales.

“No sabían que tenían derechos, ahora tienen beneficios”, comentó Modesta Toribio, organizadora de Se Hace Camino Nueva York. El próximo paso es que el sindicato logre firmar un contrato de común acuerdo con el propietario del lavado de autos para que les den a los trabajadores otros beneficios como vacaciones, días de enfermedad, guantes y otros implementos para trabajar especialmente en el invierno.

“Es un gran logro… esto cambiará la vida de los trabajadores y mejorará las condiciones de trabajo”, dijo Tara Martin, directora de comunicaciones de RWDSU, quien espera que se logre un contrato “justo” para los empleados. “Este es el comienzo de una reforma en la industria de lavaderos de autos, no sólo en Nueva York, sino en el país”.

Se estima que se encuentran alrededor de 5,000 trabajadores en lavaderos de autos en la ciudad de Nueva York, Westchester y Long Island, según Martin citando los números del informe de la campaña WASH New York.

Gary Pinkus, el propietario del mencionado negocio, no devolvió las llamadas en busca de comentarios.