Venden acciones para recuperar dinero público

Washington/EFE – La decisión del Tesoro de EE.UU. de vender $18,000 millones de acciones de la aseguradora AIG forma parte del proceso del Gobierno de “recuperar” la inversión realizada tras el rescate en 2008 con dinero de los contribuyentes, indicó Jay Carney, portavoz de la Casa Blanca.

“Los principios detrás de estas desinversiones como en AIG o General Motors han sido los de estar comprometidos con una salida tan rápida como sea posible, pero siempre teniendo en cuenta los intereses de los contribuyentes”, indicó Carney en su rueda de prensa diaria.

El Tesoro de EE.UU. anunció la quinta ronda de venta de acciones de AIG desde mayo de 2011 por valor de $18,000 millones, la mayor por el momento, y que convertirá al Tesoro en accionista minoritario con menos del 20% de participación en la compañía por primera vez desde su rescate.

Hasta ahora, el Gobierno de EE.UU. ha reducido su participación progresivamente del 92% hasta el 53%, después de que inyectase a través del Tesoro y de la Reserva Federal de Nueva York $182,000 millones en AIG en septiembre de 2008 para evitar su colapso como parte del Programa de Alivio de Activos Problemáticos (TARP, en inglés).

“Estas acciones, como el rescate de la industria automovilística, demuestran que las decisiones tomadas en un contexto político tenso pero que fueron vistas por el presidente Barack Obama como absolutamente necesarias para asegurar que la economía superase el catastrófico bajón ocurrido cuando tomó posesión (…) evitaron un mayor colapso”, agregó Carney.

Hasta ahora, el gobierno de Estados Unidos ha recuperado cerca de $23,300 millones de lo invertido.