González y Dickey en contienda personal

González y Dickey en contienda personal
Kurt Suzuki (izquierda), de los Nacionales de Washington, es felicitado por Gio González tras conectar anteanoche un cuadrangular contra los Mets.
Foto: AP

NUEVA YORK – Gio González estaba totalmente preparado para enfrentar a los Mets de Nueva York. Pero ¿una pregunta sobre un posible Cy Young? Eso lo sorprendió.

González obtuvo el lunes su 19na victoria para situarse como líder en las mayores en ese renglón y los Nacionales de Washington lo respaldaron con tres cuadrangulares para derrotar 5-1 a los Mets.

No hay dudas de que González es uno de los contendientes principales para el premio máximo del pitcheo. Pero cuando el tema fue mencionado después del partido, elevo los brazos al cielo en tono de broma.

“Cuando uno comienza a pensar en una cosa así, se puede volver loco”, dijo. “Si llega, llega”.

El nudillero de los Mets R.A. Dickey tiene 18 victorias y un mejor promedio de carreras limpias que González, y abría anoche contra los Nacionales. A la pregunta de si estaba deseoso de que Washington se enfrentase a Dickey – y quizás dañarle sus chances de ganar el Cy Young – el manager Davey Johnson tiene una simple respuesta.

“Realmente no”, dijo.

Kurt Suzuki puso adelante en la pizarra a los Nacionales con un batazo de vuelta entera justo después que el receptor Kelly Shoppach dejó caer su elevado corto de foul, lo que fue anotado como un error. Ryan Zimmerman puso la bola del otro lado de la cerca en el tercer episodio impulsando dos carreras, mientras que Ian Desmond agregó un cañonazo de dos anotaciones en el cuarto.

Eso fue suficiente para González (19-7) y para el equipo con la mejor marca en las mayores. El zurdo permitió tres imparables en poco más de seis capítulos, ninguno hasta que Scott Hairston le conectó cuadrangular en la cuarta entrada.

González concedió cinco bases por bolas y lució relajado extendiendo la cifra más alta de triunfos en su carrera. Mientras estaba en el círculo de espera en el sexto episodio, platicaba con los aficionados de la primera fila mientras Suzuki bateaba.

González igualó su total más alto de la campaña en boletos, pero aún así rebajó su promedio de carreras limpias a 2.93.

“No podía encontrar la zona de strikes”, dijo. “Quizás bebí demasiado café. No sé lo que pasó”.

Los Nacionales abrieron una gira de seis partidos que concluye este fin de semana en Atlanta, donde se medirán con sus más cercanos perseguidores en la División Este.

En Chicago, los Medias Blancas han estado embasando corredores. El problema ha sido empujarlos, en un tramo de la campaña en el que tratan de retener la punta de la División Central de la Liga Americana.

El boricua Alex Rios proveyó la solución el lunes con un swing, un jonrón de tres carreras que llevó a los Medias Blancas a una victoria de 6-1 sobre los Tigres de Detroit y aumentó la ventaja de Chicago a tres juegos en la división.

El batazo de Ríos puso a los Medias Blancas adelante, A.J. Pierzynski siguió con un jonrón solitario y el colombiano José Quintana sobrevivió un comienzo incierto para lanzar pelota de una carrera hasta el octavo episodio.

“Pienso que cuando Ríos bateó esa pelota, eso como qué le quitó el tapón a toda esa angustia por no empujar carreras”, dijo el manager Robin Ventura. “Fue un jonrón muy importante para nosotros”.

Los Medias Blancas, que habían perdido siete juegos consecutivos ante los Tigres, habían conectado sólo dos imparables contra Rick Porcello (9-12) y no habían bateado hit en 10 oportunidades con corredor en posición de anotar cuando un error del segunda base venezolano de Detroit Omar Infante les abrió la puerta.

También el lunes, Minnesota 7, Cleveland 2; Oakland 3, Angelinos 1; Filadelfia 3, Miami 1; Cincinnati 4, Pittsburgh 3, en partido que se fue a 14 innings; Cachorros 4, Houston 1; Milwaukee 4, Atlanta 1; Colorado 6, San Francisco 5 y San Diego 11, San Luis 3.