La hipertensión afecta a más hispanos en EEUU

La hipertensión se trata de un 'asesino silencioso' que afecta a muchas personas latinas

Atlanta – Cerca de uno de cada tres adultos en Estados Unidos padece de presión arterial alta (67 millones) y más de la mitad de ellos (36 millones) no la tiene bajo control, de acuerdo con un reporte de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) divulgado recientemente.

Las autoridades advierten sobre la necesidad de prestar más atención a esta condición, considerado como el “enemigo de salud pública número dos” después del tabaquismo.

“Tenemos que arremangarnos la camisa y hacer que el control de la presión arterial alta sea una prioridad cada día, con cada paciente, en cada visita al médico”, declaró el director de los CDC, Thomas Frieden, al dar a conocer los resultados del estudio.

El informe halló que si bien la mayoría de las personas con presión arterial alta están siendo tratadas con medicamentos y han sido vistas por un médico al menos dos veces en el último año, aún no tienen la enfermedad bajo control. Asimismo, el reporte señala que millones más no son conscientes de que padecen de presión alta o saben que tienen la condición pero no reciben ningún tratamiento.

El informe de Vital Signs encontró que casi 22 millones de adultos en Estados Unidos saben que tienen presión arterial alta pero no la controlan, y cerca de unos 16 millones toman medicamentos para tratarla pero aún así no la tienen bajo control.

La hipertensión, conocida también como el “asesino silencioso” porque no presenta síntomas, aumenta el riesgo de enfermedades cardiacas y accidentes cerebrovasculares, que constituyen la primera y la cuarta causa de muerte en Estados Unidos, respectivamente, con más de 1,000 muertes cada día.

Frieden destacó la importancia de involucrar a enfermeras, nutricionistas y otros trabajadores de salud para ayudar a los médicos a detectar y tratar esta enfermedad, que tiene un costo de 13,000 millones de dólares anuales para el sistema de salud pública del país.

El funcionario sugirió que los pacientes deben también recibir información sobre alimentación, actividad física y sobre cómo mantener un estilo de vida saludable.

De acuerdo con información de los CDC, el sodio que se consume principalmente a través de alimentos procesados, empaquetados o comidas de restaurantes constituye uno de los principales factores de riesgo de la enfermedad. Los CDC recomiendan aumentar el consumo de frutas y verduras frescas o frutas y verduras congeladas sin salsa o sal añadida, leer cuidadosamente las etiquetas con información nutricional y elegir aquellas que tengan bajo contenido de sodio.