Alistan lucha por final de la Copa Davis

España-Estados Unidos y Argentina-República Checa: semifinales con sabor local
Alistan lucha por final de la Copa Davis
El español David Ferrer, defenderán a su país en las semifinales de la Copa Davis.
Foto: EFE

Madrid/EFE – España contra Estados Unidos y Argentina contra la República Checa, ambos sobre tierra, son los dos enfrentamientos de semifinales del Grupo Mundial de la Copa Davis que se dirimirán este fin de semana, dos eliminatorias que contarán con las bajas de Rafael Nadal y David Nalbandian, lesionados, y Andy Roddick, retirado de la competición.

Con empate a cinco victorias por bando, España recibe a Estados Unidos en el Parque Hermanos Castro de Gijón, con capacidad para 15,000 espectadores, con la baja de Nadal, pero con David Ferrer como No. 1 del equipo tras llegar a semifinales del US Open y seguir firme entre los cinco primeros del mundo.

El equipo español, defensor del título, campeón en cinco ocasiones y finalista en tres más, aspira a lograr en esta edición la sexta ensaladera de su historia, aunque para plantarse en la última eliminatoria deberá doblegar al conjunto que más veces ha sido campeón de esta competición, el que ahora dirige Jim Courier, y que cuenta con 32 entorchados, aunque el último de ellos lo consiguió en 2007.

Amparado en la fiabilidad de sus 23 eliminatorias ganadas consecutivamente en casa, récord mundial (la última derrota fue contra Brasil en 1999 en Lérida), el capitán español Alex Corretja confía en Ferrer y Nicolás Almagro para los individuales, y Marcel Granollers y Marc López para el doble, si este último se recupera de una lesión en un muslo durante el Abierto de Estados Unidos.

Para llegar a semifinales, España doblegó este año a Kazajistán en Oviedo (5-0) y Austria en Marina Dor (4-1), fáciles trámites en casa y en tierra.

Estados Unidos hizo la hombrada de ganar a domicilio a Suiza, con Roger Federer en sus filas, en Friburgo (5-0) y también en su visita al Montecarlo Country Club, donde se impuso a Francia (3-2), jugando también ambas sobre polvo de ladrillo.

En esta última, Isner se impuso a Gilles Simon y Jo-Wilfried Tsonga y luego los hermanos Mike y Bob Bryan remataron en el partido de dobles. El gigante Isner, de 6 pies 9 pulgadas, ganador este año en Wiston Salem y Newport, es el bastión de su equipo. Gran sacador, no rehuye para nada la tierra batida, donde ha logrado cinco de sus ocho victorias en Copa Davis.

Será un duelo entre un equipo que confía en la potencia de sus sacadores, el estadounidense, y el mejor en tierra batida, el español. Sam Querrey, otro gran cañonero, vuelve al equipo, después del retiro de Roddick y los problemas físicos de Mardy Fish.

En dobles, los hermanos Mike y Bob Bryan, No. 1 del mundo, llegan a Gijón después de sumar en Nueva York su decimosegundo Grand Slam.

En el santuario inexpugnable del Mary Terán de Weiss en el Parque Roca de Buenos Aires, Argentina lucha por alcanzar la que sería su quinta final de la Copa Davis, después de haber perdido las de 1981 y 2006, y las dos últimas de 2008 y 2011 contra España.

Lo hace esta vez con más problemas de los de costumbre, pues a la anunciada baja de David Nalbandian se suma la lesión en la muñeca izquierda de Juan Martín del Potro.

Difícil papeleta para el capitán Martín Jaite, que siempre ha confiado en que las ganas de competir de ‘Delpo’ le llevasen a disputar esta crucial eliminatoria. Sin él la eliminatoria sería muy diferente, pero con la ‘Torre de Tandil’, Argentina parte como gran favorita.

Juan Monaco, Carlos Berlocq y Eduardo Scwhank completan la formación argentina.

Argentina y la República Checa se han enfrentado cuatro veces, con dominio checo por 3-1. En Ostrava hace tres años, los locales se impusieron en el último partido.

El conjunto argentino cuenta con un récord que le gusta poco recordar. Es el equipo que más finales ha disputado sin alzarse con el triunfo, y este año parecían lanzados después de imponerse a Alemania (4-1) y Croacia (4-1).

Thomas Berdych, semifinalista en Nueva York; Radek Stepanek, Lukas Rosol e Ivo Minar forman el conjunto checo que aspira a dar la sorpresa.