Desmiente su renuncia

Director ejecutivo de escuelas de Chicago dice que no abandona puesto
Desmiente su renuncia
Maestros huelguistas se reúnen para impregnar con música el tenso ambiente del paro en las escuelas públicas.
Foto: AP

CHICAGO, Illinois (EFE).- La huelga de maestros que se encamina hacia el cuarto día sin clases mientras el director ejecutivo de las escuelas públicas de Chicago, Jean-Claude Brizard, desmintió ayer los rumores de su renuncia.

“Las informaciones que circulan sobre mi renuncia son exageradas”, dijo Brizard en un correo electrónico enviado por la tarde a todo el personal del distrito.

Según ese mensaje, su presunta renuncia fue anunciada en una concentración realizada ayer por el Sindicato de Maestros de Chicago (CTU), cuyos 25,000 miembros no se han presentado a trabajar esta semana en demanda de un nuevo convenio colectivo.”Les escribo para probarles que se trata de una mentira para distraerlos. Estoy profundamente comprometido con los estudiantes de Chicago y el trabajo que realizamos para que tengan una educación de alta calidad”, dijo Brizard.

“Trabajo en la educación urbana desde hace más de 25 años y nunca abandonaría mi puesto, especialmente durante una crisis”, afirmó.

Unos 350,000 alumnos de las escuelas públicas están fuera de las aulas por una huelga docente que continuará mañana, según dijo el vicepresidente del sindicato, Jesse Sharkey.”Hay muchas cosas para resolver en áreas críticas donde la junta de educación ha endurecido su posición. Ésta puede ser una huelga extensa”, dijo.

Las Escuelas Públicas de Chicago tienen 405,000 alumnos, de los cuales solamente unos 50,000 tienen clases porque asisten a escuelas autónomas cuyos docentes no están sindicados.

El alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, exhortó hoy a los maestros a regresar a sus puestos de trabajo mientras se negocian los obstáculos que impiden el acuerdo, que son las evaluaciones del rendimiento de los maestros y un nuevo sistema para recontratar a los docentes despedidos.

El primer punto es rechazado por los docentes, mientras que en el segundo las autoridades educativas consideran que quitaría independencia a los directores escolares en la formación de sus equipos.

Emanuel dijo que no había razones que impidieran regresar al trabajo mientras “se negocia de buena fe”.

El sindicato, que realiza su primera huelga en 25 años, se niega a dejar sin efecto la medida de fuerza mientras no se firme un acuerdo.

El alcalde anunció además que a partir de mañana las 144 escuelas que abrieron sus puertas para atender a los niños que no tienen a donde ir durante la huelga duplicarán el horario de atención, entre las 8-30 de la mañana y las 2 de la tarde.

La participación del alumnado, particularmente de primaria, comenzó con números moderados el lunes pero ha ido en aumento con el paso de los días y las autoridades esperan que se triplique a partir de mañana.