EEUU condena asesinato de embajador en Libia (Fotos)

Ordenan el reforzamiento de la vigilancia en todas las embajadas de Estados Unidos en el mundo
EEUU condena asesinato de embajador en Libia (Fotos)
Vista de los restos carbonizados de un vehículo en el edificio del consulado estadounidense en Bengasi (Libia). En el círculo el embajador Chris Steven.
Foto: AP

Washington/Notimex – El presidente Barack Obama condenó el ataque que cobró la vida de su embajador en Libia, al tiempo que ordenó el reforzamiento de la vigilancia en todas las embajadas de Estados Unidos en el mundo.

En su primera declaración pública en reacción a la muerte del embajador Christopher Stevens y tres funcionarios más del servicio exterior en la cuidad de Bengazi, el mandatario, advirtió igualmente que su gobierno irá detrás de los responsables del ataque.

“No se equivoquen: habrá justicia”, dijo un adusto Obama en su mensaje pronunciado ayer desde el jardín de las rosas en la Casa Blanca, acompañado por la secretaria de Estado, Hillary Clinton.

“No vacilaremos en nuestro compromiso para que se haga justicia por este terrible acto”, asentó.

El mandatario reiteró su enérgica condena por lo que calificó como “un atroz acto criminal” e hizo notar la paradoja de que Stevens haya perdido la vida en Bengazi, “una ciudad que él ayudó a salvar”.

El embajador Stevens fue uno de los primeros estadunidenses en hacer presencia en esa ciudad, que fue teatro de una de las batallas cruciales en la guerra insurgente que llevó a la caída del régimen de Muammar Gadafi en agosto del año pasado.

“Estamos trabajando con el gobierno de Libia para proteger a nuestros diplomáticos y también he instruido a mi administración a aumentar nuestra seguridad en nuestros puestos diplomáticos alrededor del mundo”, anunció.

Obama dejó en claro que este ataque, “no quebrantará los lazos entre Estados Unidos y Libia”.

Ese ataque junto con el asalto a la embajada estadunidense en El Cairo, Egipto, fueron motivados por el repudio en partes del mundo árabe de una película producida en Estados Unidos que denigra al profeta Mohammed.

Obama aludió de manera tersa este hecho, indicando que “rechazamos todos los esfuerzos para denigrar las creencias religiosas de otros”.