Kidd peleará cargo por conducir ebrio

SOUTHAMPTON, Nueva York/AP – El base de los Knicks de Nueva York, Jason Kidd ,planea desafiar una acusación de que se encontraba en estado de ebriedad al momento en que impactó su camioneta deportiva en un poste telefónico en los Hamptons en julio, informó ayer su abogado.

Kidd, vistiendo un traje azul y corbata, dijo “buenos días” a los reporteros afuera de la corte de Southampton en Long Island, pero no habló mientras se mantuvo de pie ante el juez durante su breve presentación.

Cuando se le preguntó sobre las acusaciones, el abogado Edward Burke Jr. dijo a los reporteros que “estamos defendiendo eso”.

“El está tomando esto muy, muy en serio”, dijo Burke. “El desea dejar esto atrás lo más pronto posible. El proceso legal toma cierto tiempo pero él está listo para su temporada”.

Kidd fue arrestado en julio, días después de haber firmado un contrato con los Knicks. El armador sufrió lesiones leves cuando su vehículo se impactó contra un poste y cambió de dirección hacia el bosque en el poblado de Water Mill.

Pocos días después de su arresto, Kidd publicó en su cuenta de la red social Twitter que lamentaba “cualquier afectación que mi accidente… haya causado a los miembros de la comunidad”. También dijo que deseaba “agradecer a las autoridades locales”.

En otro mensaje en la red social, Kidd agradeció a sus familiares y amigos por el apoyo otorgado.

Los Knicks contrataron a Kidd para separarlo de los Mavericks de Dallas en un contrato de $3 millones por una temporada.