Notifican a beneficiados de Acción Diferida

DHS da primeros resultados antes del plazo esperado
Notifican a  beneficiados de Acción Diferida
Autoridades han procesado ya las primeras solicitudes de la Acción Diferida y ha empezado a dar a conocer sus decisiones.
Foto: Archivo / La Opinión

WASHINGTON, D.C.- Apenas tres semanas después de que el gobierno del presidente Obama comenzó a aceptar solicitudes de jóvenes inmigrantes indocumentados que buscan evitar la deportación y obtener un permiso de trabajo, el gobierno ya ha aprobado algunas de las cerca de 72,000 solicitudes que ha recibido.

El Departamento de Seguridad Interna (DHS por sus siglas en inglés), dijo el martes que un pequeño grupo de solicitudes ha sido aprobado y los jóvenes están siendo notificados esta misma semana acerca de la decisión. El departamento no dijo cuántas solicitudes han sido aprobadas hasta el momento.

La primera oleada de aprobaciones viene un mes antes de los propios cálculos hechos por el DHS. El Departamento de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) había calculado que cada aplicación podría tardar varios meses en ser completada.

“Tras una revisión exhaustiva, el USCIS ha comenzado a notificar a los individuos de la determinación en sus solicitudes de la Acción Diferida”, dijo el portavoz del DHS, Peter Boogaard en un comunicado. Agregó que alrededor de 72,000 solicitudes han sido recibidas desde que dio inicio el programa el 15 de agosto.

El presidente Barack Obama y la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, anunciaron el 15 de junio que los jóvenes inmigrantes indocumentados que hubieran llegado a Estados Unidos antes de cumplir los 16 años, que tengan 30 años o menos, sean graduados de la escuela secundaria o de la universidad, o hayan servido en las fuerzas armadas, podrían ser elegibles para solicitar el aplazamiento de su deportación hasta por dos años y obtener un permiso de trabajo. Para tener derecho a este beneficio, los solicitantes no pueden tener antecedentes penales graves.

El cambio de política de deportaciones se produjo meses antes de lo que se perfila como una elección presidencial sumamente apretada. Un acercamiento con los votantes hispanos ha sido considerado como un factor clave para ayudar a Obama a ganar un segundo mandato.

El candidato presidencial republicano, Mitt Romney, ha reiterado que revocará la medida administrativa si es electo presidente. Él había prometirdo anteriormente vetar el DREAM Act.

El bloque republicano ha criticado la medida administrativa del presidente Obama, como también lo había hecho con la decisión del DHS cuando informó de un alto en las deporrtaciones a miles de inmigrantes quienes no tienen récord criminal.

El representante de Texas, Lamar Smith, presidente del Comité Judicial de la Asamblea, ha ridiculizado la política administrativa diciendo que es “una amnistía por la puerta de atrás” y que está muy preocupado por la posibilidad de fraude que puede surgir relacionado con la medida.

“El presidente Obama y su administración, una vez más, puso la política partidista y los inmigrantes indocumentados por encima de la ley y la ciudadanía americana”, dijo Smith anteriormente.

El mes pasado un grupo de agentes del Departamento de Inmigración y Aduanas demandó al Departamento ante una corte federal en Dallas y acusó a la administración de violar las leyes federales y forzar a los agentes del ICE de violar las leyes al no arrestar a ciertos inmigrantes indocumentados.

Napolitano y el director de ICE, John Morton, son nombrados como acusados en la demanda.

Un consejero informal en temas de migración de Mitt Romney, el secretario de estado de Kansas, Kris Kobach, entabló la demanda a nombre de los agentes.

“Esto coloca a los agentes de ICE en una posición muy delicada, donde sus superiores les están ordenando que violen las leyes federales”, dijo Kobach. “Si siguen el principio de lo que dice la ley federal, son disciplinados por sus superiores”.

El martes, el senador Jeff Session, republicano de Alabama, mandó una carta a Morton, preguntándole acerca de la nueva política y la forma en que está siendo implementada. El senador citó reportes de agentes de inmigración que han sido amenazados con castigos por tratar de aplicar la ley”, indica la demanda de Kobach.

“Su trabajo es apoyar a los oficiales en el campo”, escribió Sessions. “Aparentemente ustedes han fracasado en esa labor y su falta de interés por aplicar las leyes federales que juraron seguir, nos hace levantar serias dudas acerca de su habilidad para encabezar esta agencia”.