Huertos en flor

Nueva York está entre los cuatro destinos más importantes para los centroamericanos desde los años 60. Cientos de miles de hombres y mujeres centroamericanos que dejaron la tierra que les vio nacer, ahora ven sus huertos florecer: hijos profesionales, nietos y hasta bisnietos que aportan al desarrollo de la comunidad hispana en Nueva York.

Nueva York está entre las cinco ciudades destino de los inmigrantes centroamericanos. De acuerdo con el Censo de 2000 y 2010, el estado se ubica como el número tres para los salvadoreños, después de California y Texas.

Para los hondureños y guatemaltecos, la ciudad se ubica en el número cuatro. En el caso de los hondureños, después de Texas, Florida y California. Para los guatemaltecos, después de California, Florida y Texas.

El flujo migratorio, especialmente el del Triángulo Norte de Centroamérica (Guatemala, El Salvador y Honduras) es reciente, comparado con el de otros países, de acuerdo con el estudio US Immigration Policy and Mexican /Central American Migration Flows: Then and Now, del Migration Policy Institute y el Woodrow Wilson International Center for Scholars.

El aumento registrado por las autoridades está de la siguiente manera:

Salvadoreños: 1960, 6,310; 1980, 94,447; 1990, 465,433 y 2010, 1,149,895.

Para los mismos años, el flujo de guatemaltecos varió de 5,381; 63,073; 225,739 y 789,682. Los hondureños aumentaron de 6,503; 39,154; 108,923 a 467,943.