OWS: tan ‘indignados’ como hace un año

OWS: tan ‘indignados’ como hace un año
Un grupo dió ayer el toque musical a la precelebración del primer aniversario del movimiento "Occupy Wall Street" (OWS) que se cumple mañana. Abajo, otro grupo se prepara para iniciar la jornada de manifestaciones.
Foto: Fotos: Zaira Cortes / EDLP

Nueva York – Integrantes de Occupy Wall Street reconocen que aún no se cumplen las metas que originó el movimiento, pero continúan firmes en cambiar la conversación nacional respecto a la injusticia económica.

El 17 de septiembre del año pasado, activistas que se proclamaron “indignados” llamaron a una protesta sin fecha final en Zuccotti Park, antesala del Distrito Financiero.

El grupo instaló refugios temporales y se organizaron para mantenerse con víveres y ropa limpia, entre otros recursos necesarios, muchos de estos obtenidos con donaciones de personas que los apoyaban.

Pese a la fuerza que cobró el movimiento y sobrevivir los excesos de la Policía en su contra en algunas manifestaciones, el alcalde Michael Bloomberg ordenó el 15 de noviembre a las fuerzas del orden a desalojar al colectivo del parque Zuccotti, localizado entre la avenida Broadway y la calle Liberty.

Aunque la ocupación del parque Zuccotti duró apenas ocho semanas al igual que ocupaciones posteriores en casi 100 ciudades del país, el movimiento Occupy Wall Street (OWS) celebró la víspera de su primer aniversario en parque Washington Square.

A casi un año de la primera protesta, los indignados continúan expresando su preocupación por la “voracidad” de los grandes bancos y compañías financieras.

En la serie de asambleas para conmemorar el primer aniversario, los “indignados” expresaron que sus principales objetivos no se han cumplido.

“Buscábamos la creación de leyes que limitaran a los grandes bancos y disminuir su influencia en nuestros políticos. No lo conseguido aún”, dijo Diego Ibáñez, un activo integrante de OWS. “Pero logramos llamar la atención y crear conciencia al respecto. El 99% lanzó un grito que estremeció al 1% en todo el mundo”.

Ibáñez, de 24 años, y otros indignados lamentaron que Zuccotti Park, hace un año escenario del desafío a los “tiburones financieros”, volviera a ser un sitio de descanso sin mayor trascendencia.

Manifestantes dijeron que OWS sigue vivo y con puños en alto en donde prevalece la injusticia financiera. Una de las protestas más recientes fue a principios de mes en una de las sucursales de la cadena de restaurantes Hot & Crusty, para respaldar a trabajadores latinos en su lucha por mejoras laborales.

Para el primer aniversario se programó un festival de cine que incluye episodios importantes del movimiento y sus enfrentamientos con la Policía, entre otras actividades.