Falso abogado hispano estafa inmigrantes en Manhattan

Acusan a José Barrera por estafar a mujeres con falsos trámites de divorcio e inmigración
Falso abogado hispano estafa inmigrantes en Manhattan
El acusado fue esposado e instruido de cargos en la Corte Suprema de Manhattan.
Foto: Archivo

NUEVA YORK – Un hispano con largo historial criminal fue instruido de cargos ayer en la Corte Suprema de Manhattan por hacerse pasar por abogado de inmigración y tramitar divorcios.

Con las manos esposadas en la espalda, una camisa de manga larga a rayas de varios colores y un pantalón color gris, se presentó ayer José Barrera frente al juez Richard Carruthers.

Barrera, de 46 años, se declaró inocente de dos cargos por planear fraude en primer grado, tres cargos de hurto menor en primer grado y un cargo por practicar derecho sin licencia. El acusado quedó detenido tras fijársele una fianza de $30,000 en bonos o $20,000 en efectivo, según ordenó el magistrado.

Pero Barrera no sólo ha sido acusado de hacerse pasar por abogado de inmigración para estafar, sino que tiene un historial criminal desde ventas de sustancias controladas hasta posesión ilícita de armas, entre otros, según indicó la Fiscalía de Manhattan.

Al salir de la corte, Michael Croce, abogado de Barrera, dijo que no tenía comentarios acerca del caso porque era “muy temprano en la investigación”.

El abogado pidió que se le hiciera una evaluación sicológica a su cliente. “Tengo razones para creer que es lo más apropiado”, agregó el defensor.

Según la acusación, Barrera se anunciaba en varios medios de comunicación locales para atraer personas y tomar su dinero a cambio de promesas falsas de ayudarles en sus trámites de divorcio.

En los anuncios se identificaba como Dr. José R. Barrera PHD, cobraba $200 por divorcios no disputados y decía ofrecer un “servicio profesional, rápido y económico”, según la fiscalía.

La acusación detalla que entre febrero y agosto de 2011, Barrera fue contratado por tres mujeres quienes pagaron $1,500 para que Barrera les ayudara a tramitar su divorcio. En los tres casos, las víctimas empezaron a sospechar cuando no recibían los documentos del divorcio y lo denunciaron ante la fiscalía.

Mayriana Robles, de 23 años, fue una de las víctimas del supuesto abogado. “Lo contacté en febrero de 2011, me cobró $535 y, como se demoraba, me tocó llamar para preguntarle qué pasaba con mi caso, pero me dijo que era un procedimiento largo y que tenía que esperar”, agregó.

“Esto me afectó bastante porque tuve que pagar otro abogado y se tomó bastante tiempo para lograr el divorcio”, indicó Robles, quien se encontró con Barrera en una oficina en el 260 de la avenida Madison en Manhattan.

“El (Barrera) se aprovechó de las mujeres que estaban buscando una representación legal, honesta y accesible”, dijo el Fiscal de Manhattan, Cyrus Vance, Jr. Barrera tendrá que regresar a la corte el 7 de noviembre.