‘Fue una broma’, afirma Escobar

Expresión homofóbica le acarrea tres partidos de suspensión al torpedero
‘Fue una broma’, afirma  Escobar
El torpedero de los Azulejos de Toronto Yunel Escobar (derecha) escucha una pregunta en la conferencia de prensa de ayer, acompañado por el piloto John Farrell (izq.) y el coach Luis Rivera (centro).
Foto: AP

NUEVA YORK – Los Azulejos de Toronto suspendieron ayer por tres partidos a su campocorto Yunel Escobar por tener un mensaje homofóbico en español escrito debajo de los ojos en el partido del sábado contra los Medias Rojas de Boston.

Fotografías publicadas en internet mostraron al torpedero cubano con la frase “Tu ere maricón” escrito en la mancha negra, una especie de protector que los jugadores usan debajo de los ojos para reducir el resplandor del sol.

Escobar insistió que el mensaje no fue dirigido “a nadie en particular”.

También subrayó la connotación diferente que en los países de Latinoamérica tiene la frase, al asegurar que la empleó “en broma” y que “no tengo nada en contra de los gays”.

“Estoy muy arrepentido”, dijo Escobar en una rueda de prensa en el Yankee Stadium, donde los Azulejos iniciaban una serie esta semana. “Me disculpo con los fanáticos, la organización y mis compañeros. No fue mi intención ofender a nadie. Estoy de acuerdo con la suspensión”.

Vestido con saco y jeans, Escobar lamentó el revuelo causado.

“”No es la primera vez que escribo algo así en mis ojos. Se convirtió de una broma en un problema, de repente frente a tantas cámaras”, señaló. “No volverá a ocurrir”.

“Estoy avergonzado con mis compañeros. Fue una broma, una idea mía. Yo mismo me puse ese ‘sticker'”, añadió.

El salario que se le descontará a Escobar por la suspensión será donado por el equipo a la Alianza de Gays y Lesbianas contra la Difamación y You Can Play, una organización dedicada a eliminar la homofobia en el deporte.

Además, Escobar deberá participar en un curso sobre tolerancia hacia personas con otra orientación sexual.

“Esto es consecuencia de la falta de educación”, dijo el gerente general de los Azulejos Alex Anthopoulos. “No es algo que sólo concierne en el deporte, sino en la sociedad… Es obvio que el problema perdura y éste un ejemplo”.

Escobar devenga este año un salario de 5 millonares de dólares y se calcula que la suspensión le costará unos 83.000 dólares.