Indígenas denuncian acoso

Ginebra/EFE – Indígenas mayas de Guatemala denunciaron las presiones que sufren por parte del gobierno de su país, empresas trasnacionales y el ejército para abandonar sus tierras en el departamento del Petén (norte).

La denuncia tuvo lugar en el marco de un acto paralelo a la XXI sesión del Consejo de los Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, en la que ayer se debatió sobre los derechos de los indígenas.

Unas 184 comunidades indígenas y más de 100,000 personas se ven amenazadas por el gobierno guatemalteco, que intenta despojarlas de las tierras donde llevan afincadas desde hace décadas tras ser desplazadas desde otros lugares del país, según afirmaron los representantes de las comunidades mayas del Petén San Andrés, Laguna del Tigre y La Libertad, Hilda Ventura y Mario Mucú.

“Llegamos al Petén porque fuimos despojados de nuestras tierras en otros departamentos del sur de Guatemala, donde se concentró la tierra en muy pocas manos”, señaló Mucú.

Este representante del pueblo indígena recordó que la guerra civil que desangró el país durante 36 años obligó a un número mayor de comunidades a huir al Petén a partir de la década de 1980. Desde ese momento han convivido en este departamento, una selva despoblada que en el momento de su llegada no interesaba al Gobierno por su lejanía con respecto a la capital.

Sin embargo, según Mucú, el ejecutivo creó un plan para el fomento del desarrollo económico del Petén por el que se obligaba a los indígenas a destrozar la selva, a cambio de 45 hectáreas de terreno de las que no recibieron títulos de propiedad.

Mucú acusó al gobierno de llevar a cabo este plan para dejar la selva preparada a fin de que pudiera ser explotada por nuevos empresarios porque, cuando se dieron cuenta de los recursos naturales de la zona y ya no quedaba tierra libre para los campesinos en torno a 1990, “se crea una ley de áreas protegidas”.

Defendió que ellos ya vivían allí antes de esta ley y que, con ella, de nuevo les estaban despojando de sus tierras, que son su medio de vida.