‘Tocones’ enfrentarían penas más severas

‘Tocones’ enfrentarían penas más severas
Sospechoso del tren R.

Nueva York – Los “tocones” que actúan en el sistema público de transporte, probablemente lo pensarán bien antes de agredir a alguna usuaria, pues una iniciativa de ley estatal propone endurecer el castigo.

El proyecto de legislación, patrocinado por la senadora estatal Diane J. Savino y el asambleísta Michael Cusick, pide considerar como una felonía o delito grave clase B el incitar contacto sexual no deseado en trenes y autobuses. El propósito es cerrar una laguna en un reciente fallo judicial, que rebaja las penalidades para el contacto lascivo no consensual en espacios concurridos.

Bajo las leyes del estado de Nueva York, la felonía clase B puede castigarse con tres años de prisión como pena mínima y hasta 25 años como máxima, dependiendo del crimen. Dentro de esta clasificación se puede considerar delitos como robo a mano armada, violación, tráfico de drogas e intento de asesinato, entro otros.

En marzo, el Tribunal de Apelaciones dictaminó que Darnell Hardware, un pervertido recurrente del sistema de transporte que eyaculó sobre tres mujeres en incidentes individuales, no podía ser acusado de un delito grave porque su falta no es un crimen violento de acuerdo con la ley.

Al respecto, el defensor del pueblo Bill de Blasio expresó que se debe actuar cuando las leyes en los libros no protegen a las personas.

“Es indignante que ofensores comenten actos tan horrendos y salgan bien librados, mientras que las víctimas sufren severos daños psicológicos”, explicó de Blasio.

La senadora Savino destacó que el tocar lascivamente a una mujer en el transporte público es una forma de agresión que debe considerarse un crimen serio y castigarse con prisión. Enfatizó que algunas de las víctimas más recurrentes son jóvenes de secundaria y mujeres trabajadoras.

“Se debe castigar con mano dura a los predadores sexuales que molestan a las neoyorquinas, nuestro deber es protegerlas”, dijo Savino.

El asambleísta Cusick apuntó que la Policía recibe más de mil quejas anuales por contacto lascivo en trenes y autobuses. Expresó que Brooklyn es uno de los condados más afectados por los “tocones”. El año pasado, la zona de Sunset Park tuvo una alta cifra de casos.

Cusick y Savino indicaron que la iniciativa de ley considerará el asalto sexual agravado en caso de caricias no deseadas, frotarse, contacto físico indeseado o la eyaculación por contacto no consensual. La legislación aplicará en caso de que la víctima este físicamente inhabilitada, incapaz de moverse o mientras usa el transporte público.

El año pasado, un proyecto de ley creado proponía que los “tocones” se castigaran bajo un delito grave si en su récord figuraban dos faltas previas, pero fue derrotada en la Asamblea.