Obama viene a NY para hablar ante la ONU

El Presidente proseguirá luego con mítines electorales
Obama viene a NY para hablar ante la ONU
Mientras el presidente Barack Obama se alistaba para su discurso ante la ONU, Mitt Romney estuvo en LA y Colorado.
Foto: ap

Washington/EFE – El presidente Barack Obama limitará su visita a la ONU a su discurso de mañana ante la Asamblea General y no tendrá reuniones bilaterales con otros líderes, ya que está centrado en su campaña por la reelección y pasará apenas 24 horas en Nueva York.

Obama, que el sábado estuvo de gira electoral en Wisconsin y ayer no tuvo actividades públicas, viajará a Nueva York hoy y lo primero que hará será grabar junto a su esposa, Michelle, una aparición en el programa “The View” de la cadena ABC, según la agenda facilitada por la Casa Blanca.

El presidente ya participó en 2010 en el programa, popular sobre todo entre las mujeres, que hasta ahora lo prefieren a él frente al aspirante presidencial republicano, Mitt Romney, tal como reflejan las encuestas.

Esta noche Obama será el anfitrión de la tradicional recepción a los jefes de delegación que participarán este año en la 67 Asamblea General de Naciones Unidas.

El discurso de Obama ante la Asamblea está previsto para mañana temprano y -según trascendió- abordará sobre la reciente violencia contra misiones diplomáticas estadounidenses en países árabes a raíz de la difusión de un video producido en EE.UU. que caricaturiza al islam y al profeta Mahoma.

“(Obama) dejará en claro que rechazamos los puntos de vista expresados en ese video, y subrayará que la violencia nunca es aceptable, el mensaje del que se han hecho eco los líderes que ha contactado personalmente en lugares como Libia, Egipto y Yemen”, señaló Tommy Vietor, portavoz del Consejo Nacional de Seguridad.

Obama repasará también previsiblemente logros de su mandato como el fin de la guerra de Irak, el compromiso para la retirada de Afganistán en 2014 y la muerte del líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, en una operación encubierta en mayo de 2011 en Pakistán.

Además de la segura mención al prolongado conflicto en Siria, EE.UU. quiere aprovechar la Asamblea para ampliar y fortalecer las sanciones internacionales contra el programa nuclear de Irán, así como para reiterar su oposición a que Palestina “tome acciones unilaterales” en el seno de la ONU.

En cuanto a Irán, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, lleva varias semanas urgiendo a Obama a ser más firme en sus posiciones y, a su juicio, es hora de que EE.UU. establezca una clara “línea roja” que Teherán no pueda cruzar.

La Casa Blanca niega que Obama haya rechazado reunirse con Netanyahu en Nueva York y sostiene que no se van a poder ver por una incompatibilidad de agendas.