Romney propone cambios en ayuda externa a Medio Oriente

Nueva York/EFE – El candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Mitt Romney, propuso ayer vincular la ayuda exterior estadounidense con las garantías de libertad de empresa en los países receptores, especialmente en Oriente Medio.

En un discurso ante la Iniciativa Global Clinton (CGI) en Nueva York, Romney defendió la libertad de empresa como clave para hacer más eficaz la ayuda al desarrollo, ya que tiene la capacidad de “mejorar financieramente” un país y también de “mejorar a las personas”.

“Para que la ayuda extranjera estadounidense se haga más eficaz, debe integrar el poder de las alianzas, acceder a la naturaleza transformadora de la libre empresa, y aprovechar los abundantes recursos que pueden llegar del sector privado”, apuntó Romney.

El exgobernador de Masachussetts indicó que la gestión de la ayuda exterior estadounidense responde aún a un modelo en que la gran mayoría de los recursos procedían del Gobierno federal, mientras que hoy el 82% de la asistencia que se envía a los países en desarrollo “viene del sector privado”.

“Si la ayuda exterior puede aprovechar esta inversión masiva de la empresa privada, tendrá el potencial de expandir la capacidad de no sólo cuidar a aquellos que sufren, sino también de cambiar vidas”, señaló.

Romney se declaró “preocupado” por la inestabilidad en Oriente Medio y consideró que la clave para enfrentarla es “promover el empleo”, una estrategia que, de llegar a la Casa Blanca, impulsará a través de un programa llamado “Pactos para la prosperidad”.

Ese plan consiste en instar a los países a eliminar barreras para el comercio internacional, “a cambio de paquetes de ayuda estadounidense centrados en desarrollar sus instituciones, su marco jurídico y sus derechos de propiedad”.