Ecuador y R.Unido no se ponen de acuerdo en caso de Assange

Ecuador y R.Unido no se ponen de acuerdo en  caso de Assange
El canciller de Ecuador, Ricardo Patiño (i), y su homólogo del Reino Unido, William Hague, hablaron durante su encuentro ayer en Nueva York sobre Julian Assange.

Naciones Unidas/EFE – Los cancilleres de Ecuador, Ricardo Patiño, y del Reino Unido, William Hague, mantuvieron ayer las posiciones respectivas de sus gobiernos sobre el caso de Julian Assange durante una reunión celebrada en Nueva York.

“Hemos insistido” en que Assange, fundador de WikiLeaks, debe recibir un salvoconducto para poder salir del Reino Unido y “disfrutar” del asilo que le ha otorgado Ecuador, “y nos han dicho que por ahora no tienen esa posibilidad, pero no se han negado a analizar el tema”, explicó Patiño a los periodistas a la salida del encuentro.

Por su parte, Hague insistió en que el Reino Unido no reconoce la figura legal del asilo diplomático, por lo que “tiene la obligación de extraditar a Assange a Suecia”, según indicó su portavoz en un comunicado.

La reunión, celebrada en un hotel de Nueva York, ha sido “muy positiva” y, aunque “no vemos una solución inmediata, entendemos que hay disposición” del Reino Unido “a tratar el tema”, afirmó el canciller ecuatoriano.

Patiño recordó a su homólogo británico durante el encuentro que existe un acuerdo de extradición entre el Reino Unido y Ecuador “que está vigente”.

Assange lleva refugiado tres meses en la embajada ecuatoriana en Londres a la espera de un salvoconducto para poder abandonar el Reino Unido y Patiño transmitió a Hague la preocupación del gobierno de Rafael Correa por un posible deterioro de la salud del fundador de WikiLeaks.

Según Patiño, “el asunto es que Assange tiene ahora concedido el asilo, el derecho a disfrutar del asilo y los derechos humanos fundamentales están por encima de otro tipo de legislación interna o de un requerimiento” como el de Suecia, que lo reclama por supuestos delitos sexuales.

Por su parte, Hague describió en la reunión “las amplias salvaguardas de derechos humanos en la ley de extradición del Reino Unido” y pidió a Ecuador que las estudie, según el comunicado de su portavoz.

“Ambos ministros coincidieron en que están comprometidos con la búsqueda de una solución diplomática”, agregó el comunicado británico.

En su cuenta de Twitter, Hague escribió que el encuentro con su homólogo ecuatoriano fue “amigable” y que habrá una nueva reunión, que según Patiño será “en las próximas semanas”, aunque todavía no hay lugar ni fecha definida.